Carmen Sevilla, ¿en la ruina?

  • La familia de la folclórica, enferma de alzhéimer, busca una residencia subvencionada para ella ante la falta de liquidez.

Comentarios 14

Junto a Paquita Rico, Juanita Reina y Marujita Díaz, con ella se acuñó el término folclórica. Después de toda una vida trabajando, parece ser que Carmen Sevilla no tenía una fortuna tan inmensa como se creía. De hecho, a sus 83 años y en plena lucha contra el alzhéimer (enfermedad que padece desde 2009), la mítica artista atraviesa serios problemas económicos. Lo triste es que llegó a ganar 96.000 euros al mes. "He guardado lo suficiente para no tener problemas cuando deje de trabajar", solía decir la cantante, actriz y presentadora. Ahora sus familiares buscan financiación para ingresarla en una residencia. No será de inmediato, pero sí es una decisión tomada ya: Carmen tendrá que abandonar su casa de Madrid y trasladarse a vivir a un geriátrico.

Todavía no se sabe a qué residencia irá aunque, ante la falta de liquidez, su familia está buscando una que sea subvencionada. El entorno de Carmen Sevilla asegura que es posible que todos los bienes atesorados por la artista ya no figuren a su nombre y que Carmen viva a día de hoy únicamente de su pensión.

En su última etapa televisiva de éxito en Telecinco a principios de los 90, presentando el programa El telecupón, le hicieron un contrato de medio millón de pesetas diario y en él estuvo trabajando siete años. En 2003, en el programa Cine de Barrio entró como un auténtica estrella y firmó un contrato de 24.000 euros a la semana (96.000 euros al mes). Con el paso del tiempo bajó su sueldo y en los últimos años 'sólo' cobraba 6.000 euros a la semana.

A sus últimos ingresos trabajando hay que añadir que tenía un ático en propiedad, su casa de Madrid. Además, también poseía tres apartamentos de lujo: dos en Marbella y uno en Málaga, más el dinero de la finca de Extremadura de Vicente Patuel, su segundo marido, que en su día se dijo que se vendió a 7,8 millones de euros. Por supuesto, también atesoraba algunas joyas valoradas en medio millón de euros.

En la actualidad, Carmen vive en su piso de Madrid cuidada por una persona de confianza. Antes eran dos las mujeres que la cuidaban, pero parece ser que han debido pensar que era mucho gasto. Su hijo Augusto Algueró está muy pendiente de su bienestar y pasa mucho tiempo con ella, aunque lleva dos años en paro. Compositor como su padre, el gran Augusto Algueró, su último trabajo conocido fue como director musical de La Sexta.

Todo apunta a que Algueró al fallecer dejó todas sus pertenencias y el dinero en concepto de derechos de autor a Natividad Benito, su segunda esposa en usufructo, así que de él la folclórica no habría recibido nada.

Tras comenzar a trabajar a los 12 años en la compañía de Estrellita Castro, Carmen se retiró en 1985 después de su enlace con el empresario Vicente Patuel. Sin embargo, una suculenta oferta de Valerio Lazarov, entonces director de Telecinco, la devolvió a la televisión en 1991. En 2010 y tras un fugaz repunte de su carrera televisiva, Carmen dejó repentinamente el programa Cine de barrio, siendo sustituida por Concha Velasco, y abandonó por completo la vida pública. Una retirada tan abrupta de los medios que hizo presagiar que algo no iba bien, hasta que en abril de 2012 saltó a la prensa la noticia de que la artista, al igual que su madre, padecía alzhéimer. Desde entonces, de la lucha cotidiana trabajando frente a la pantalla, pasó a luchar contra la enfermedad del olvido. Una enfermedad contra la que aún pelea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios