Costura de vanguardia

  • De los excesos de Palomo Spain a la tradición de Verino, la moda española saca pecho en la pasarela madrileña

La moda española está en su mejor momento y la Fashion Week madrileña se convierte en su mejor escaparate para sacar pecho. Ifema abrió ayer sus puertas con la 66 edición de la MBFWMadrid, una pasarela que este año llega con la excentricidad de Palomo Spain como carta de presentación para decir al mundo que los diseñadores españoles tienen mucho que decir en la moda del futuro. Aunque no por eso dejó a un lado a las grandes glorias de la costura Made in Spain, a las que también dejó un sitio preferente con los desfiles de firmas como Roberto Verino. El gallego celebró sus 35 años en el mundo de la moda con un desfile en el rindió su particular homenaje a los grandes nombres de la moda parisina contando con la complicidad de modelos tan veteranas como Alicia Borrás (72 años) .

La pasarela de este año tuvo sitio también para las despedidas. De un lado, y como no podía ser de otra forma, con el homenaje póstumo a David Delfín (que llegó con un bonito vídeo protagonizado por su gran musa, también desaparecida, Bimba Bosé) y de otro, con la ausencia de firmas que se han llevado años ligadas a la pasarela madrileña, como Juanjo Oliva.

La nota de color de la primera jornada en Ifema la puso Francis Montesinos

Antes de que Ifema abriera sus puertas, fueron varios los diseñadores que tomaron la calle con sus desfiles. El más original fue Desigual, que cambió las pasarelas por una jornada de reflexión sobre la moda española del futuro así como por una exposición en la que no sólo tuvieron cabida sus diseños sino también el de cinco firmas emergentes. Ecoembes, María Clé, Chromosome Residence, ManéMané y Roberto Verino también escogieron lugares emblemáticos de la capital para mostrar sus nuevas colecciones, aunque el más esperado sin duda fue el desfile de Palomo Spain, que llenó de descaro el hotel Wellington. Primero puso a sus pies a la crítica neoyorquina y luego conquistó con sus excéntricos diseños a las celebrities más exigentes, por eso su primera puesta en escena en Madrid causó tanta expectación. Su front row se llenó de rostros conocidos, desde políticos hasta actrices extranjeras como Lindsay Lohan pasando por el universo 'almodovariano' que tan bien representan los diseños de volantes y gasa que lucen sus chicos.

En Ifema, los diseños de Ulises Mérida fueron los primeros en subir a la pasarela. Para celebrar su décimo aniversario en el mundo de la moda, el manchego propuso unas siluetas fluidas y supo jugar con las formas. Mérida echó la mirada atrás y reeditó una de sus prendas míticas, la camisa 'betina', que ahora regresa convertida en gabardina.

De la primera jornada en Ifema, la colección de Francis Montesinos fue la más vistosa y aplaudida. El valenciano llenó la pasarela de plantas y convirtió su primavera en una original selva repleta de prendas de coloridos y exóticos estampados inspirados en América Latina.

Aunque el color no sólo lo puso Montesinos sino la colección de inspiración tribal y cubista con la que Dolores Cortés celebró el 65 aniversario de su primer traje de baño. Para una ocasión tan especial, la firma contó con la modelo brasileña de Victoria's Secret Isabeli Fontana.

Por su parte, Andrés Sardá se trasladó al Hollywood de los años 40 con Hiba Abouk, que fue la encargada de abrir y cerrar el desfile. El diseñador catalán presentó una primavera sensual con sofisticadas prendas realizadas en organza y seda, una lencería que combinó con piezas de baño realizadas con tul invisible y láminas de plata adornadas con cristales de Swarovski.

Agatha Ruiz de la Prada, Devota&Lomba, Ángel Schlesser e Isabel Núñez completaron la tarde-noche de la primera jornada de la MBFWMadrid, una cita con la moda que finalizará el próximo martes y en la que este año participará un total de 47 creadores y marcas.

Como en cada edición, la pasarela madrileña dejará su sitio también a los proyectos más innovadores con el premio Samsung Ego, que en se entregará el próximo día 19 a la idea presentada por Zap&Buj en el que moda, arquitectura y tecnología convergen en una interesante reflexión sobre la pasarela. Coincidiendo con la Fashion Week, Samsung presentó ayer el nuevo Galaxy Note 8 de la mano de la actriz y SMARTgirl Miriam Giovanelli.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios