"Creo que me eligieron al escucharme hablar"

  • Candidato por Toledo,este joven futbolista y estudiante de Magisterio en Educación Física se alzó en noviembre con el título del hombre más guapo de España.

Comentarios 2

Míster España 2011 es un chico de tercera. De tercera división se entiende, pues es futbolista y juega en el Getafe. Nació en Bargas (Toledo) hace 24 años y estudia la rama de Educación Física en Magisterio. Comenzó en el fútbol sala jugando con su hermano Daniel, con el que rompía cristales en el portal de su casa. A los seis años lo alternó con el fútbol siete. Se decantó por el segundo. La Escuela de Fútbol Base Odelot Toletum es su cantera. Hace poco se hizo entrenador, labor que compagina con sus estudios, pues sólo le faltan cinco asignaturas de la carrera.

Diego nunca soñó con la pasarela. Le llegó por azar. Su madre María Ángeles le animaba. Un día llevó un book suyo al diseñador Félix Ramiro, delegado de Miss y Míster España en Toledo, que contestó que le visitara sin ver las fotos. Pero esa tarde fue otro chico que no era Diego. No le convenció. Un día, limpiando, revisó el cd y vio sus fotos por primera vez. "Me impactó", confiesa. Fue dos semanas antes de Míster Toledo. Hoy es su padrino. Fue en enero pasado. Era nuevo bajo las luces. En ocho meses se ha pulido. Hace menos de un mes fue elegido como el más guapo entre 52 candidatos a Míster España.

Parece que tiene la cabeza en su sitio ("Sé que esto se puede acabar mañana"), aunque en la rueda de prensa de presentación de los ganadores, el día después de la final del certamen, no pudo evitar llorar ante los medios de comunicación. Demasiados nervios acumulados. Habla mucho, y con seguridad. Es más, está seguro de que el jurado se decidió por él por su naturalidad y porque charla por los codos.

-¿Con usted se cumple el tópico de que no se esperaba ganar?

-Siento no ser original, pero así es. No me lo esperaba para nada. Hooombre, tenía confianza en mí mismo y seguridad en que superaría las primeras fases de selección. Quizás, incluso, de quedar entre los 12 finalistas. Pero con tantos candidatos tan buenos, no se te pasa por la cabeza ganar. Además, no he sido consciente de que lo había conseguido hasta ahora, que ya ha pasado un poco lo más gordo.

- ¿Qué cree que el jurado ha visto en usted entre tanto chico guapo?

-Pues no tengo nada especial. Creo que puede ser el conjunto: tengo un cuerpo compensado, una cara más o menos bonita... lo que más me gusta de mí mismo es mi sonrisa. Pero creo que cuando gané puntos fue a la hora de hablar, en la entrevista, me fue muy bien. Pienso que me eligieron al escucharme hablar y darse cuenta de que soy una persona muy abierta y sincera. No sé, pero creo que un chico tímido no tendría tantas posibilidades.

-¿Es duro prepararse para ser Míster España?

-Cuando fui a Míster Toledo, fui casi sin prepararme. Ahora he tenido ocho meses. Aunque mi constitución ha sido de siempre atlética porque juego al fútbol, he tenido que pulirla un poco más en el gimnasio. En cuanto a la alimentación, he comido incluso más y más variado, porque hacía mucho ejercicio.

-Y ahora a Míster Universo, ¿no?

-Sí, tendré que prepararme el triple, soy consciente de ello. Voy a trabajar duro para hacerlo lo mejor posible.

-Parece que tiene usted la cabeza en su sitio, que no le ha cegado la fama...

-¡Por supuesto que no! Se que esto se puede acabar mañana mismo. Pero mientras dure, hay que aprovecharlo. Aunque no pierdo de vista que tengo que sacarme las cinco asignaturas que me faltan de la carrera para tenerlo ahí, por si acaso esto no va bien.

-¿Por si acaso? Deduzco entonces que le gustaría dedicarse en el futuro a esto de la moda o ¿cómo piensa encaminar su trayectoria?

-Los desfiles de moda me encantan. Aunque no descarto dar el salto a otros medios, como la televisión, que me fascina. Además, creo que estoy capacitado para ello, me veo en la tele. Sobre todo porque estoy aprendiendo a ser cada vez más natural ante las cámaras, y me encanta hablar con la gente. Pero, bueno, ya se verá qué cosillas van surgiendo. Y la carrera hay que tenerla ahí, para poder tirar de ella en el caso de que vengan malos tiempos.

-Se ve que tiene muy claro y asimilado su título...

-No sé si asimilado... pero tengo claro que el título de Míster España no me va a cambiar a estas alturas de mi vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios