Emily Ratajkowski, la 'top' de los escándalos

  • La actriz y modelo británica es una defensora del cuerpo de la mujer y está en contra de los retoques fotográficos.

Comentarios 1

Comenzó a ser conocida por su participación en iCarly, una serie de Nickelodeon para adolescentes. Ahora no queda nada de esa joven de apariencia angelical e inocente. Cada vez que suena el nombre de Emily Ratajkowski viene acompañado de polémica. En los últimos años han sido varios los escándalos protagonizados por la actriz y modelo de 26 años. El primero fue en un vídeo del cantante Robin Thicke que contó con dos versiones, una de ellas censurada para el público más joven. La Emily más deshinibida dejó atrás a la adolescente inocente para dar paso a una de las top models más polémicas de los últimos tiempos. Su perfil de Instagram, donde cuenta con más de dieciséis mil seguidores, es un verano constante. No hay semana en la que no suba fotos en biquini en lugares idílicos en los que no escatima en gastos. Una forma de vida que le ha traído multitud de críticas pero que también le ha valido para convertirse en un gran reclamo en el mundo de la moda y en la industria cinematográfica. Las firmas y las revistas se han percatado de su potencial y en el último año ha protagonizado campañas publicitarias y portadas de las publicaciones más reconocidas. Sin embargo la modelo ha denunciado que hay firmas que no quieren contar con ella por ser "demasiado sexy", algo que no se cansa de defender. "La gente no quiere trabajar conmigo porque mis pechos son demasiado grandes, esa actitud va contra la mujer, ¿por qué el tamaño de los pechos es un problema?", ha llegado a reclamar la británica afirmando que la mujer debe "elegir cómo y con quién quiere compartir su cuerpo". A través de sus redes sociales también ha denunciado que las revistas retoquen sus fotografías. "Todo el mundo es bello a su manera. Todos tenemos inseguridades sobre aquellas cosas que nos alejan del ideal de belleza que nos han impuesto", ha escrito.

Una de las últimas polémicas protagonizadas por Emily ha sido una fotografía en la que la top model posa en topless en Marrakech. Hizo caso omiso de las normas del hotel en el que se alojaba, que requería una vestimenta elegante, y optó por mostrar buena parte de su cuerpo en un lugar en el que no está permitido. A ella le da igual el sitio y el momento. "Nunca debería tener que pedir disculpas por cómo me visto o cómo poso. Mi vida está en mis términos y si tengo ganas de ponerme ropa interior sexy, es para mí", ha asegurado demostrando lo importante que es para ella sentirse libre. Esta filosofía es la que refleja en Emrata, su firma de moda. Aquí también ha tenido problemas ya que en las últimas semanas ha sido acusada de plagio por uno de sus diseños. Su actitud no deja indiferente. Siempre es criticada por unos y alabada por otros. A ella su forma de vida le vale para ser feliz, convertirse en un icono del feminismo, ser nombrada la mujer más sexy del mundo y estar en el punto de mira de las firmas y las revistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios