Famosos, exitosos y muy feos

  • Actores, cantantes y personajes del panorama televisivo llenan esta lista de los menos agraciados más conocidos.

Se dice que la belleza está en el interior, pero sucede que a veces se encuentra a tal profundidad que la superficie no deja ver ni el más mínimo reflejo. Es el caso de los integrantes de esta lista. Personajes poco agraciados a los que la diosa Venus no les concedió el don de la belleza. Pero no hay que ser guapo para triunfar, y para muestra bien valen estos botones.    

El mundo de la interpretación es un álbum de caras raras. En todas las películas tiene que haber un feo y el más espectacular de todos ellos es Michael Berryman, un actor norteamericano que ha participado en cintas como Doble Dragón y Scooby-Doo!. La forma ovalada de su cabeza, sus orejas puntiagudas y sus pequeños ojos hacen que este hombre no forme parte del 'ranking' de los más guapos, aunque no se puede negar que como malo de la película es el mejor. Otro poco agraciado es DJ Qualls, protagonista de la película Road Trip y actor de reparto en serie importantes como Mentes criminales. A pesar de sus orejas de soplillo y sus ojos al más puro estilo pez, este joven también ha trabajado de modelo, aunque no se sabe de qué era la campaña. Y como de actores feos va la cosa, no puede faltar el recuerdo al fallecido Marty Feldman (Igor en El jovencito Frankenstein), quien a pesar de tener sus ojos fijados en direcciones opuestas, consiguió ser uno de los grandes del cine británico.

Al igual que Steve Buscemi, Boadwalk Empire, que se ha consagrado en el mundo del cine estadounidense participando en más de un centenar de películas en las que, eso sí, casi siempre ha hecho el papel de malo o loco, como en 12 monos, largometraje donde compartió pantalla con Brad Pitt. Las comparaciones son odiosas. Si no, que se lo digan a Adrien Brody, ex novio de Elsa Pataky y amante de Penélope en la aún no estrenada Manolete.

Este actor, ganador de un Oscar, se hartó de las comparaciones que la gente hacía de él y Fonsi Nieto, el anterior novio.  Cruz de feo sin remisión como la que lleva  el adorable Benito Pocino, el actor español que interpretó al primer Mortadelo cinematográfico de la famosa pareja del tebeo.  Su parecido con el personaje  de Francisco Ibáñez era impresionante. Hay que reconocer que Mortadelo es de todo menos guapo.

También hay chicas en esta lista de grandes fealdades, aunque hay que decir que todas tienen su atractivo de alguna forma u otra. Es el caso entre las españolas de Juana Cordero, Mónica Cervera, Antonia San Juan y Rossy de Palma. Cuatro actrices consagradas que han conseguido labrarse una carrera profesional impecable y que incluso, algunas como la gran Rossy, que pisaron las pasarelas. La chica Almodóvar  es una  para los grandes de la fotografía. Goza de lo que se llama belleza cubista, algo que la pone en valor

El mundo de la música también deja ver bastantes caras complicadas, esos a los que El Sevilla, vocalista de los Mojinos Escozíos, les dedica su canción Que se mueran tó los feos. Marylin Manson es uno de los que podría encabezar esta lista. Sus facciones, más cerca de parecerse a un extraterrestre que a un ser humano, junto con su estilo extravagante y su amor por el excesivo maquillaje le convierten en el cantante más feo. Tampoco se queda atrás Kelly Osbourne, la hija del polémico Ozzy Osbourne; o Shane Macgowan, del grupo The Pogues, cuyos dientes son la pesadilla de cualquier higienista dental. La lista continúa con Steven Tyler y Mick Jagger, dos feos tradicionales que a pesar de ello han conseguido despertar pasiones en infinidad de mujeres. Y por último, el desaparecido Michael Jackson, quien por el abuso de cirugía estética terminó sus días convertido en un reflejo borroso de lo que un día fue. Un abuso del quirófano que también ha llevado al desastre al humorista Carrot Top y a la rica Jocelyn Wildenstein.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios