¡Fashionistas al tren!

  • Instagram se convierte en el escaparate de la presentación en Londres de la colección crucero de la maison Dior bajo el 'hashtag' '#DiorCruise' Sus invitadas viajaron en vagones customizados hasta el desfile en el Palacio Blenheim

Si sueles contagiarte por la envidia mejor no teclear en el buscador de Instagram el hashtag #DiorCruise, que a lo largo de 13.732 publicaciones comparte con el mundo virtual lo que ha sido uno de los eventos más importantes del año en el mundo de la moda: la presentación de la colección crucero 2017 de Dior. La maison zarpó sin su capitán Raf Simons, que dijo adiós a la firma francesa a finales del año pasado, pero con una tripulación al mando -el equipo que dejó 'huérfano' el director creativo- que está dejando el listón muy alto, al nivel de su patrón. La presentación del martes, con Londres como escenario, se convirtió en una jornada inolvidable en la que no faltó detalle. El resultado: invitadas encantadas y contagiadas por el espíritu Dior que han conseguido que durante las últimas 72 horas no se hable de otra cosa en el universo fashionista.

Celebridades e influencers cumplieron con puntualidad británica el planning de una jornada que comenzó con un brindis en el pop-up bar 'Lady Dior Pub', customizado para la ocasión. Más tarde fueron tomando los Dior Cabs -los taxis clásicos británicos, también completamente personalizados- que estaban aparcados a las puertas de la boutique de la marca en New Bond Street camino de la estación London Victoria, donde les esperaba el impresionante Dior Express, el tren de lujo que les llevaría al Palacio de Blenheim, en Woodstock, a unos veinte minutos de Oxford. El personal, perfectamente ataviado con uniformes diseñados por la casa de moda con motivo de la presentación, fueron ubicando a celebs, periodistas e influencers en sus respectivos vagones de decoración exquisita, donde disfrutaron de un lujoso menú a la carta. Las bloggers Chiara Ferragni, Negin Mirsalehi o la española Paula Ordovás, de MyPeepToes, no pudieron resistirse a compartir en sus perfiles de Instagram las fotografías de su sofisticado viaje. Pero lo mejor aún estaba por llegar.

La inspiración Dior se había apoderado del Blenheim, curiosamente el mismo escenario en el que el mismo Christian Dior, invitado por la propietaria del palacio, la duquesa de Marlborough, presentó en 1954 su famosa colección Otoño/Invierno en beneficio de la Cruz Roja. Sillas doradas en hileras esperaban a sus famosas invitadas entre las que destacaron Kate Mara, Kate Beckinsale, Elizabeth Olsen, Alexa Chung, Emma Roberts, Eva Herzigová o la nuera de la princesa Carolina de Mónaco, Tatiana Santo Domingo. Con una amplia sonrisa quedaron impresionadas con la teatralidad de un desfile repleto de prints florales -muy acordes al escenario del desfile, la campiña británica- y prendas inspiradas, tanto en firmas como en estampados, en el mundo de la cacería. La guinda a esta jornada tan cool la puso un afterparty que giró en torno a un enorme buffet de dulces y golosinas, que, cómo no, fue compartido desde todos los ángulos en las redes sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios