Fogones exquisitos para sibaritas

  • Un plato en alguno de los más selectos locales puede partir desde los 169 euros

Sentarse a la mesa en uno de los mejores restaurantes del mundo no está al alcance de todos los bolsillos. Y es que poder degustar uno de los exclusivos platos, en donde la cocina se convierte en un laboratorio de química y después en arte, tiene su precio, sólo para sibaritas.

Por ejemplo, un plato en uno de los restaurante más conocidos de la alta cocina puede rondar los 169 euros, de ahí en adelante. Dependiendo, claro, de qué restaurante se visite del selecto club que conforman los más caros del planeta.

En todos ellos los paladares más exquisitos podrán disfrutar de la alta cocina y según el lugar elegido probarán desde pescado o carne hasta la comida japonesa o vegetariana. El primer destino, en este recorrido culinario, es Rosas (Gerona), allí se encuentra El Bulli de Ferrán Adriá. Este restaurante ha revolucionado la cocina española. En sus fogones, en los que se confecciona la nueva cocina, se crean las nuevas recetas, se realzan y se innovan las recetas e ingredientes tradicionales, se coquetea con la ciencia y sobre todo se juega con otros ingredientes, sabores y texturas. Parar cenar en él hay colas de más de un año, ya que tan sólo abre 6 meses, ya que el resto del curso Adriá lo dedica a crear los nuevos platos. Y en él un solo plato sale a unos 190 euros. La segunda parada del viaje es en el The French Laundry, en San Francisco, un restaurante ubicado en una vieja casa de madera de 1900. En él , el chef, Thomas Keller oferta tan sólo 9 platos que abarcan la comida francesa, italiana y asiática (opción vegeteriana incluida). El más económico de sus platos es de 169 euros.

Los amantes del mejor sushi tienen una cita ineludible en Nueva York . Se trata del Masa, un restaurante japonés que sirve pescado y marisco fresco, traído todos los días desde Tokio. Razón de más para que un plato ronde los 280 euros. Así, los carnívoros también tienen un buen lugar en el Aragawa, en la capital nipona. Este restaurante está especializado en bistecs, pero de una carne muy especial, la de buey de Kobe, considerada la más exquisita del mundo. Probar esta suculenta carne supera los 350 euros.

Para la última parada, regresamos al viejo continente, a la cuna de la alta cocina. En París es donde el comensal más exigente encontrará L'Arpege. Dirigido Alain Paisard en este restaurante se crea y se inventa con la verdura, incluso tiene un huerto orgánico en Sarthe, pero no es vegetariano. Porque no falta la carne. Eso sí, un plato aquí sale, también, unos 350 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios