GarbiñeMuguruza está de moda

  • La campeona de Wimbledon tiene 23 años y es una apasionada de la cocina, los viajes y las redes sociales, pero sobre todo de las compras y la moda y su armario da buena cuenta de ello

En la cena de campeones de Wimbledon, de McQueen. En la cena de campeones de Wimbledon, de McQueen.

En la cena de campeones de Wimbledon, de McQueen.

La moda aterrizó en el mundo del tenis de mano de una española: Garbiñe Muguruza. Sí, la flamante campeona de Wimbledon además de hacer historia dentro del tenis español también lo ha hecho en el de las tendencias deportivas. Es lo que tiene ser tan coqueta. Muguruza está de actualidad tras hacerse con su segundo Grand Slam, pero lo cierto es que su nombre es un viejo conocido de las revistas de moda y lifestyle. La personalidad arrolladora de la joven de 23 años pero sobre todo su estilazo ya había despertado la curiosidad de algún que otro editor, como los de la revista ¡Hola! o Glamour.

Garbiñe Muguruza nació en Caracas. Su padre es vasco y dueño de una tienda de tornillos, su madre es venezolana y una amante de la moda. "Su sueño era ser diseñadora" contó Muguruza en una entrevista a ¡Hola! el pasado mes de mayo. La tenista se mudó a Barcelona cuando apenas tenía 6 años, la capital catalana ha sido su hogar durante buena parte de su vida. Ahora vive con tres maletas alrededor del mundo.

Garbiñe creció en Barcelona y no tiene novio por ahora, aunque su sueño "es formar una familia"

Sus proporciones son de modelo. Mide 1,82 centímetros y pesa alrededor de los 70 kilos. Como buena deportista tiene el cuerpo muy tonificado, Garbiñe entrena duro y lleva una dieta bastante estricta. Aunque se confiesa como una golosa empedernida y es amante del chocolate, desde hace un tiempo está siendo "más responsable". Es de buen comer y confiesa que uno de sus hobbies es cocinar en sus días libres.

También le gusta salir con sus amigos, como buena veinteañera que es, y escuchar música. En sus listas de reproducción se puede escuchar desde Rihanna hasta los acordes de Paco de Lucía. No es gran amante de los libros pero sí de la tecnologías y de las redes sociales donde es muy activa y muestra su faceta más risueña y divertida. La joven tenista tiene en su garaje un Porsche.

Pero si Garbiñe tiene una pasión es, sin duda, la moda. Afición heredada directamente de su progenitora que se hace notar en la pista y también en su armario. "Cuando me quito el chándal me pongo casi de Oscar no tengo término medio", confesó a la revista ¡Hola! Tanto le gusta a la deportista la ropa, y muy especialmente los vestidos, que lo peor que lleva de su profesión es tener que vestir ropa deportiva cada mañana. "Me encantaría arreglarme todos los días. Por ejemplo, me encantan los tacones. Soy una loca de los complementos, así que cuando tengo oportunidad la aprovecho al máximo", co mpartió con Glamour. Es por esto por lo que celebró tanto que Stella McCartney, en colaboración con Adidas, acordara vestirla en sus torneos.

A Garbine Muguruza le encanta Céline, Versace o Alexander McQueen, firma que le vistió en la cena de ganadores de Wimbledon. En cuanto a calzado lo tiene claro: Jimmy Choo.

Una competidora de lo más chic que siempre luce perfecta y que ha llevado al mundo del tenis los colores llamativos, las prendas que definen la silueta y, por qué no, también joyas. La sobriedad para otras. Garbiñe Muguruza, competitiva, exigente, soñadora y espontánea, es la campeona de la moda en el tenis. Ah, y está soltera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios