Herrera y Mariló presumen de hija modelo

  • La joven Rocío Crusset, de 20 años, de gran parecido a su madre, la estrella matinal de TVE, se ha convertido en una de las modelos más solicitadas de España Carlos Herrera timonea con éxito las mañanas de la Cadena Cope

EL periodista Carlos Herrera sigue manteniendo su cuartel general en Sevilla. El fósforo más famoso de la radio, ahora en la Cope, nacido en Almería, criado en Barcelona y profundamente andaluz, ha convertido Sevilla en el plató nacional de sus éxitos profesionales.

Carlos ya fue pionero apostando por Sanlúcar de Barrameda para hacer un programa de televisión desde Andalucía, cuando comenzaba Canal Sur.

Carlos Herrera se casó con "la más guapa" y la más Maja, Mariló Montero, una navarra que ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en Andalucía. Veinte años de matrimonio, dos hijos, Alberto y Rocío, y una separación modélica también. Siguen tratándose, manteniendo una relación cordial y Mariló cuando habla de su ex lo hace desde el cariño: "Herrera será siempre mi familia, y las reuniones familiares seguirán haciéndose con normalidad, va estar en mi vida siempre". De hecho desde que se separaron la Navidad ha sido fecha de reencuentro y coinciden en respetar el espacio familiar. Mariló, al igual que Carlos, no falta ningún año a la Semana Santa, hermana de la Candelaria, con la que hace estación de penitencia, y tampoco suele hacerlo en la Feria de Abril, luciendo modelos de Lina, a la que admira y adora. Baila sevillanas con mucha gracia y tienefama de buena anfitriona.

Mariló vive en Madrid por su matinal en TVE. Su hijo Alberto ha estado viajando por medio mundo practicando deporte, su hija Rocío está instalada en Londres donde trabaja como modelo. Carlos por su parte ha compatibilizado sus éxitos en la radio con su buen ojo para los negocios. Ha ido adquiriendo inmuebles y metiéndose en el mundo de la restauración. También puso en marcha la marca La alacena de Carlos Herrera y el año pasado abría un hotel en Sevilla, Hotel Boutique Palacio Pinello. Aprovechó sus meses de inactividad para centrarse en esta nueva aventura de la que está muy satisfecho.

Su madre, doña Blanca, señora de empaque y que disfruta de los éxitos de su hijo sigue siendo la mujer más influyente en la vida de Herrera, y tras ella, Rocío. La joven de 20 años, se ha convertido en una de las modelos más solicitadas de España. Quiso huir de la popularidad de sus padres adoptando el apellido de su abuela paterna, Crusset, pero su impresionante rostro y el gran parecido con su madre impide que pase desapercibida. Tampoco lo ha hecho su relación sentimental con Jaime Soto, el menor de los tres hijos de José Manuel Soto y Pilar Parejo. Él acaba de iniciar su carrera musical formando junto a su hermano mayor el dúo MI hermano y yo, a punto de sacar su primer disco.

Herrera procura inaugurar la temporada los Domingos de Resurrección en Sevilla con su hija y en la Maestranza donde va recogiendo piropos orgulloso: "Es que la niña se parece mucho a mí" bromea con su habitual ironía. De lo que sí puede presumir es del amor por Andalucía, sus paisajes y sus fiestas, que ha inculcado en sus hijos. "Pero es raro encontrarme en la feria porque no soy muy de pisarla" vuelve a añadir Herrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios