Jada Pinkett y Will Smith, ¿nuevo divorcio a la vista?

  • Todo apunta a que el matrimonio, uno de los más consolidados de Hollywood, no ha sido capaz de superar las diferencias que los tiene distanciados y está a punto de confirmar el final de su relación.

Los románticos del mundo deben de estar de capa caída, pues una vez más ha quedado patente que el amor raramente es eterno. Y si aún están escépticos pueden preguntar a Will Smith y Jada Pinkett, otro matrimonio hollywodiense a punto de hundirse sin remedio. La pareja era una de las más sólidas de la meca del cine hasta la fecha, su amor parecía indestructible y sin fisuras, pero a la vista está que no. Al parecer, ambos hacen vidas separadas desde hace tiempo y ahora, tras una fuerte discusión, están a punto de anunciar oficialmente su separación. Un divorcio que llegaría tras 15 años de vida en común y dos hijos en el mundo.

La revista Star, la misma que el pasado verano se hizo eco de la primera crisis de la pareja y la que también se adelantó a la reciente ruptura de Demi Moore y Ashton Kutcher, ha publicado la noticia, que ya ha generado multitud de reacciones. Las primeras han sido las del círculo más íntimo de la pareja, que increíblemente no han desmentido nada. Al parecer, y según la versión de dicha publicación, ambos "han estado viviendo una gran mentira que han hecho creer a todo el mundo, pero que ya no pueden seguir ocultando por más tiempo". Los problemas llegaron en el mes de agosto cuando se especuló con que Will Smith había pillado a su esposa en actitud cariñosa con Marc Anthony, otro de los divorciados de este año. Comentarios que el propio actor desmintió asegurando que su matrimonio estaba "intacto". Más tarde, fue el interés por las fiestas de éste el motivo por el que se rumoreó que su relación estaba al borde del fracaso.

Jada y Will forman, o quizás formaban, una de las parejas más célebres y queridas. Sus muestras de cariño en público eran constantes y lo que les unía parecía irrompible. Se conocieron en un casting de El Príncipe de Bel Air y desde entonces se hicieron inseparables. De confirmarse definitivamente su divorcio sería, sin lugar a dudas, uno de los más sonados de la historia de Hollywood. Un varapalo para aquellos que creen en el amor. Su ruptura se sumaría a la extraña maldición que persigue a las celebridades desde hace un tiempo. En los últimos meses, Cupido ha dado la espalda a distintas parejas del celuloide y sorprendentemente la mayoría de ellas presumían de ser las más estables y sólidas del estrellato. Jennifer Lopez y el ya nombrado Marc Anthony han sido dos de los famosos que a lo largo de este 2011 han decidido terminar con su relación después de siete años de matrimonio y dos hijos en común. A estos se unen Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver, que pusieron punto y final a sus 25 años de casados tras enterarse ella de que su marido le fue infiel con la limpiadora y, lo que es peor, ambos tenían un hijo secreto de esta relación. También hizo aguas el matrimonio de Demi Moore y Ashton Kutcher y el de Kim Kardashian y Kris Humphries tras 72 días de casados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios