Johnny Depp, el pirata que debe defender su honor

  • La denuncia por malos tratos de Amber Heard pone al actor en una encrucijada, aunque tiene a su favor el testimonio de sus guardaespaldas, amigos y familiares.

Johnny Depp está callado. No se ha pronunciado ni posiblemente se pronuncie sobre el difícil momento que está atravesando después de que la que fuera su mujer, Amber Depp, le pidiera el divorcio la semana pasada alegando sufrir continuos malos tratos por su parte. Mientras medio mundo pone en entredicho su honor, el actor se dedica a recorrer países con su banda de música, 'Hollywood Vampires', y a posar en el photocall de Alicia a través del espejo con cara de circunstancia.

El protagonista de Piratas del Caribe afronta posiblemente uno de los momentos más difíciles de su vida y tendrá que demostrar su inocencia ante su fiel legión de seguidores. De momento, prefiere estar callado, aunque cuenta con el respaldo de su entorno más íntimo. Así, mientras los abogados de Heard, Samantha F. Spector y Joseph P. Koeni, solicitan que su defendida testifique ante la policía de Los Ángeles para aclarar las supuestas agresiones que sufrió a manos de Depp, son muchas las voces que se elevan para defender la inocencia del reconocido actor. La primera que ha dado un paso al frente ha sido Vanessa Paradis, la que fuera su pareja durante 14 años y madre de los dos hijos del actor. En una carta manuscrita, la actriz francesa define a su ex como una persona "sensible y amorosa". "Creo con todo mi corazón que las recientes acusaciones que se han hecho son exageradas. Durante todos los años que he estado con él, nunca ha sido físicamente violento conmigo. Nada de lo que se dice tiene que ver con el hombre que conviví durante 14 años maravillosos", dice. También su hija, Lily-Rose Depp, ha salido a la palestra para defender a su progenitor. En su caso, lo ha hecho a través de Twitter, donde ha colgado una fotografía en la que su padre la está ayudando a dar sus primeros pasos. "Mi padre es una de las personas más dulces y amorosas que conozco. Ha sido más que un padre para mi hermano pequeño y para mi. Todos los que le conocen dicen lo mismo".

Y no va mal encaminada. Justo después de que se hiciera pública la denuncia de Amber Heard, el cómico Dong Stanhope declaró en una tribuna que él había estado en casa de Depp justo antes de la agresión y que escuchó cómo la actriz amenazaba a su pareja con "mentir públicamente" si él no estaba de acuerdo con los términos de la separación. No ha sido el único amigo de Depp que ha dado la cara por el actor. El director de los Monty Phyton, Terry Gilliam dijo en Twitter: "Estoy descubriendo que Amber es mejor actriz de lo que pensaba".

Los dos guardaespaldas de la pareja tampoco se han quedado callados ante esta denuncia y aseguran que Heard está fingiendo y que testificarán a favor de Depp en el juicio. Los dos vigilantes dicen que el día de la supuesta agresión escucharon como ella pedía a su marido que dejara de pegarle, por lo que se personaron de inmediato en el interior de la vivienda y vieron como entre ambos había una separación de más de cinco metros. Han declarado, además, que Amber sufría constantes episodios de ira y que en más de una ocasión ellos tuvieron que intervenir para evitar que agrediera a Depp.

Según dijo inicialmente Heard, la separación de la pareja llegaba tras "diferencias irreconciliables" entre ambos. Así, mientras unos aseguran que la actriz no ha llevado bien la vida pausada del actor, otros apuntan a que Depp no ha sabido aceptar el pasado bisexual de su pareja (que estuvo unida sentimentalmente durante cuatro años a la fotógrafa Tasya van Dee) y mucho menos que últimamente se mostrara tan cercana a iO Tillet Wright, una afamada columnista y fotógrafa del New York Times muy implicada en la lucha por la libertad sexual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios