Pasarela

Julio Iglesias no declarará por el 'caso IVEX'

  • El artista había sido citado como testigo por irregularidades en los pagos que recibió del Instituto Valenciano de Exportación.

El Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia, que investiga el conocido como caso IVEX, ha suspendido la declaración del martes 10 del cantante Julio Iglesias, que estaba citado como testigo de este caso en el que se investiga si hay indicios de delito en la forma de pago del Instituto Valenciano de Exportación al artista. Según han informado fuentes de Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el titular del juzgado ha sabido hoy que Iglesias declaró el pasado mes de mayo ante la autoridad judicial competente en la República Dominicana, donde tiene su residencia.

Por ello, el juez ha suspendido la declaración en los juzgados de Valencia a la espera de recibir la declaración que realizó ante la justicia de la República Dominicana que, como establece la ley, se enviará a través de las autoridades ministeriales españolas, no directamente de juzgado a juzgado. La citación, que había sido solicitada por la acusación del caso IVEX, coincidía con la actuación de Julio Iglesias en el Palau de les Arts de Valencia, a escasos metros de la Ciudad de la Justicia donde debía prestar declaración mañana. Por este motivo, el juzgado que dirige la investigación pidió a la Policía que aprovechase la ocasión para citar al cantante, aunque el pasado viernes fuentes próximas a Iglesias aseguraron que todavía no había recibido la citación.

El Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia investiga una supuesta malversación de fondos en los pagos del IVEX al cantante, que en diciembre de 1997 fue contratado por la Generalitat como embajador cultural de la Comunitat Valenciana para promocionar sus productos en el extranjero.

El PSPV-PSOE presentó una querella en 2004 ante el Tribunal Supremo contra diecinueve consejeros del IVEX por un supuesto delito de malversación relacionado con los pagos a Julio Iglesias entre 1997 y 1999. El Supremo se declaró no competente para investigar esa querella que indicaba que el contrato que se hizo público establecía el pago al artista de 2,2 millones de euros, pero que hubo un contrato Bque presuntamente se ocultó al parlamento autonómico y que elevaba esa cantidad a 5,9 millones libres de impuestos. La Audiencia de Valencia reabrió el archivo hace un año y ordenó al juez, a petición de la acusación, que citara a declarar al cantante y a otras personas,

Los partidos de la oposición habían criticado que el cantante actuase a apenas "cien metros" del juzgado "que quiere citarlo y no lo localiza" - el Palau de les Arts está situado enfrente de la Ciudad de la Justicia-, y habían denunciado que Iglesias haya actuado varias veces en la Comunitat sin que el juzgado lo hubiera localizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios