Lady Gaga y JLo, dos divas en España

  • Son rivales en los escenarios y ahora también en cuanto a fútbol se refiere. Las cantantes ofrecieron el pasado fin de semana sendos conciertos en nuestro país protagonizando su particular clásico, ya que mientras Gaga vistió la camiseta blaugrana en su actuación, Jen hizo lo propio con la del Madrid.

El pasado fin de semana ha sido de emociones fuertes en lo deportivo y en lo musical. A la celebración del esperado partido entre el FC Barcelona y el Real Madrid se han sumado dos de los conciertos más esperados del año con dos de las divas internacionales más aclamadas: Lady Gaga y Jennifer Lopez. La primera reventó el Palau Sant Jordi con sus archiconocidos modelitos y excéntrica puesta en escena y la segunda derrochó talento y sensualidad en el madrileño Palacio de los Deportes. La revelación contra la veteranía: el otro, e improvisado, clásico de la semana.

Gaga fue la primera en desatar la locura entre sus little monsters españoles. Su turno fue el sábado y, desde luego, no defraudó a nadie. La cantante hizo aparición en el escenario, ambientado como un castillo medieval, a lomos de un caballo negro. Una forma de romper el hielo tan llamativa como todo lo que rodea a la celebritie que, como es habitual en sus conciertos, pasó por vestuario varias veces para lucir diferentes modelitos, a cada cual más estrambótico. Sin embargo, hubo uno que llamó especialmente la atención por su singularidad. El público quedó impresionado cuando la cantante se quitó la parte de arriba pero no para quedarse semidesnuda sino para ponerse una camiseta del Barça, con la que armó una auténtica revolución. Apenas quedaban unas horas para el clásico. Casi nada.

Además, Lady Gaga aprovechó la ocasión para poner un poco de luz y animar a sus fervientes seguidores ante la actual situación económica de nuestro país. "Gracias a todos por haber comprado la entrada. Sé que todo el mundo en España trabaja duro para ganarse la vida. España eres el futuro", gritó. No obstante, el momentazo de la noche llegó cuando, al más puro estilo Justin Bieber, la cantante vomitó sobre el escenario. Se desconoce si lo hizo para bromear y quitarle importancia a lo que le pasó al joven cantante canadiense días atrás o simplemente fueron las consecuencias de un atracón de pan tumaca. Sea lo que sea a nadie dejó indiferente.

Del resto del tiempo que Gaga pasó en España, poco se sabe por no decir nada. La cantante no salió del hotel y ni siquiera hay reportaje gráfico de su concierto. Nada que ver con el paso por Madrid de su compatriota, Jennifer Lopez, que con su aterrizaje en España causó una auténtica revolución. Horas antes de su concierto se dejó ver por las calles de la capital paseando junto a su inseparable novio Casper Smart, del que no se separa ni un segundo. Para sorpresa de todos, lucía una camiseta del Real Madrid. ¿Verdadera afición o quizá quiso hacerle competencia a Gaga? Su gran espectáculo musical, con decenas de bailarines dándolo todo y otros tantos modelitos de plumas y lentejuelas, a cada cual más ceñido, causó verdadera sensación, y más teniendo en cuenta que su último paso por este país fue hace trece años. Tan sensual como siempre y a golpe de cadera, la del Bronx confesó estar "muy emocionada".

El clásico terminó en empate como los espectáculos de estas dos divas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios