Madonna, reina de la polémica

  • Además de su exitosa carrera musical, la cantante destaca por su irreverente y peculiar forma de ser y actuar. Y es que una diva siempre está unida a las extravagancias, y de eso ésta sabe bastante.

Comentarios 1

Madonna y la polémica van de la mano, y cada uno de sus pasos dan fe de ello. La cantante siempre se ha caracterizado por su personalidad arrolladora y provocativa, así como por sus caprichos de diva. La excentricidad la define, siendo ésta su más incansable compañera. Ésa que no la abandona ni con la llegada de las nuevas generaciones. Con más de medio siglo de vida, parecía que su peculiar forma de actuar y comportarse iba a menos, pero no. Ni Lady Gaga ni Rihanna arrebatan a la 'reina del pop' su trono en el mundo de las extravagancias. La última: llevarse de casa una botella de vino a un lujoso restaurante de Nueva York. La cantante dejó a los comensales del local boquiabiertos cuando sacó de su bolso la bebida junto a dos copas para acompañar la cena que degustaba junto a su actual novio, Brahim Zaibat. Un gesto que llamó la atención de todo el mundo, pues el nivel económico de la estrella es bastante elevado.

Reina de los escándalos y amante de su propio descaro, el que la ha acompañado desde que empezó en el mundo de la canción, Madonna está encantada de ser una cougar, pues está convencida de que sólo los veinteañeros pueden llevar su ritmo de vida y de que estos son el elixir de su juventud. Habla de sexo con total naturalidad y sus fantasías eróticas no son un secreto para nadie. No se lo ha pensado dos veces si de repente se le ha antojado besar a una mujer en público y sus preferencias sexuales siempre han sido motivo de debate. Sus ideas, contra cualquier conflicto bélico (aunque sea de su propia nación) y sobre todo contra los católicos, le han puesto en el ojo del huracán en más de una ocasión. Pero ella a lo suyo.

No le preocupa que a veces sus hijos echen de menos el tener una madre normal, que vista con ropa recatada y tenga novios de su edad. Sabe muy bien los valores que les enseña cada día. Tampoco que le acusen de estar obsesionada con su físico. Adicta al deporte, la estrella de la canción sigue un duro entrenamiento diario y una dieta macrobiótica muy escrupulosa. Entre sus caprichos de celebritie está el de instalar un retrete nuevo en cada una de las actuaciones de sus giras, rodearse de velas y rosas blancas y tener una máquina de oxígeno en su casa para no perder la energía. Polifacética, además de cantante y actriz, tiene una cadena de gimnasios y es diseñadora de su propia colección de moda y complementos. Una de ellas la ha creado junto a su hija Lourdes, aún teniendo en cuenta que ésta es sólo una adolescente. Lejos de pensar en la retirada, ya tiene planteado un 2012 bastante movidito, con presentación de nuevo disco incluida. Con esta vida tan disciplinada, no es de extrañar que tenga tiempo para todo. Así da gusto cumplir años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios