Madrid dice adiós con luz, arquitectura y atrevimiento

La Mercedes-Benz Fashion Week Madrid se despidió ayer con los talentos emergentes, como la sorpresa que dio la sevillana Cherry Massía, quien debuta por vez primera ayer en esta cita mostrando su trabajo The Rise, en el que ha desarrollado una serie de prendas informales con aplicaciones de piedras semipreciosas, que aparecen cosidas sobre chaquetas, cazadores y pantalones. También sobresalieron en la jornada de cierre de ayer las creaciones arquitectónicas con pliegues horizontales de Urde Studio y las propuestas luminosas cuajadas de alegría de Antonio Sicilia.

Custo, por su parte, escribió otro capítulo en su historia desfilando por primera vez en la capital (pasado mañana lo hará en la 080 Barcelona). En su nueva colección, Dalmau experimenta con los materiales y las siluetas. Con mucha expectación, Palomo Spain desfiló el domingo en el Teatro Real, que por vez primera abrió sus puertas a la moda, para acoger unos diseños para hombre valientes y descarados, bien confeccionados, muy atrevidos y cercanos a la alta costura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios