Mazazo paraBorja Thyssen

El verano apacible de Borja Thyssen se ha aguado tras conocerse el auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid, que ha archivado la querella que Borja formuló contra su madre por delito de apropiación indebida ya que no ha demostrado ser el propietario de los cuadros de Goya y de Giaquinto que reclamaba a su progenitora. Las dos obras de arte, El bautismo de Cristo (Corrado Giaquinto) y Una mujer y dos niños junto a una fuente (Goya), han sido motivo de disputa familiar durante meses y las culpables de que madre e hijo llevaran sus eternas diferencias a los tribunales.

Según el auto del juzgado, Borja "no ha acreditado la titularidad de los cuadros" y "no ha tenido nunca la posesión pública, pacífica y notoria" de los mismos. Según los abogados de Carmen Cervera, estos lienzos forman parte de su colección particular y no existe título alguno que acredite que el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza donara las obras a su hijo cuando éste era menor de edad como él sostiene.

Borja Thyssen interpuso en enero del 2011 una querella criminal contra su madre, que inicialmente fue inadmitida. No obstante, el mismo juez acordó poco después iniciar un procedimiento contra la baronesa Thyssen tras estimar en parte el recurso de reforma presentado por su hijo. Ahora, le han quitado la razón.

Un nuevo capítulo para esta polémica entre madre e hijo que parece no tener fin. Hace sólo unos días, ambos coincidieron en la isla de Ibiza pero, una vez más, no tuvieron ningún tipo de contacto. Ni que Borja esté esperando a su tercer hijo ha mejorado su relación, nula desde hace bastante tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios