Meryl Streep, espléndida madurez

  • La actriz es la protagonista del primer número de 'Vogue América' en 2012 y se convierte así en la mujer más veterana en ser portada de la revista.

Meryl Streep ha hecho y sigue haciendo historia. La estadounidense no se conforma con ser una de las actrices más prominentes, respetadas y aplaudidas de todo el mundo, sino que además es sinónimo de elegancia, clase y naturalidad. Cualidades por las que ha apostado Vogue América para su primera portada del 2012, en la que Meryl da buena cuesta de su espléndida madurez. Todo un azote para las jovencitas de cuerpos perfectos y rostros inmaculados, a las que la veterana hollywodiense ha tomado el relevo y de qué forma. Con este posado, la intérprete se ha convertido en la mujer de mayor edad que protagoniza la primera de la famosa publicación, conocida popularmente como la 'biblia de la moda'. Todo un honor para la revista, que curiosamente nunca había contado con la actriz para su edición americana. Ahora, Vogue lo tiene muy claro: Meryl Streep es ejemplo de "eterna juventud, combinada con la madurez, elegancia, feminidad y frescura". Una belleza, sin rastro de cirugía, que ya cautivó a los lectores de la edición francesa de la publicación hace veinte años. La sesión fotográfica ha sido dirigida por Anne Leivobitz.

Meryl Streep es todo un emblema en Hollywood, una de sus embajadoras más importantes en todo el planeta. Puede presumir de tener una de las carreras más brillantes de la meca del cine, con multitud de premios a sus espaldas. Acaba de ser nominada al Globo de Oro como mejor actriz de drama, un galardón que ha ganado en siete ocasiones y su nombre suena fuerte para los próximos Oscar gracias a su papel en la película La Dama de Hierro, donde se pone en el pellejo de la británica Margaret Thatcher. De hacerse con la deseada estatuilla dorada, ya serían tres las que guardaría en su vitrina de premios. Además, en 2010 fue nombrada miembro honorario de la Academia de Artes y Letras de Estados Unidos, convirtiéndose en la primera actriz en conseguir esta distinción únicamente por su trabajo. Una trayectoria que no para de cosechar éxitos, y eso que acaba de confesar que cuando cumplió los cuarenta pensó que su carrera había llegado a su fin.

Madre de cuatro hijos, es de las que se enamora para siempre. Le gusta la vida sencilla y cocinar para su familia. No se expone a los medios y jamás ha presumido de ser una celebritie. Y eso que es una grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios