Nadie quiere los mensajes eróticos de Madonna

  • Una subasta en Nueva York, que no ha alcanzado el éxito que esperaba, incluía 450 pertenencias de algunos de los artistas más influyentes del siglo XX.

Los mensajes eróticos que la cantante Madonna dejó en el contestador telefónico de su ex novio Jim Albright no han encontrado comprador en internet. Las cintas, que se grabaron en la década de los noventa, estaban en poder de la firma de subastas Gotta Have It!.

Esos objetos formaban parte de la subasta titulada The Rock & Roll Pop Art Auction, que incluía 450 pertenencias de algunos de los artistas más influyentes del siglo XX. Había más de un centenar de objetos de los Beatles y otros tantos de músicos y cantantes como Jimi Hendrix, Elvis Presley, Madonna o Bruce Springsteen.

Distinta suerte ha corrido un "vídeo personal e íntimo" de la reina del pop que dura un cuarto de hora. El escenario es la habitación de un hotel junto a algunos compañeros de reparto de la película Snake Eyes. Esta grabación de 1993, que solo tuvo una puja, se adjudicó en el precio mínimo de 8.300 euros.

Las 21 cartas de amor, que envió por fax a Albright desde conocidos hoteles de Tokio, Brisbane, Londres y Los Ángeles, aparecen firmadas bajo el seudónimo de Lola Montez, nombre de una legendaria bailarina irlandesa y cortesana del siglo XIX.

La misma firma tampoco vendió en su subasta por internet el primer contrato firmado por Jimi Hendrix, cuyo precio de salida era de 139.300 euros, ni tampoco el manuscrito original de su canción Pass it on (Straight Ahead), que salía a subasta en por cerca de 87.000 euros.

Mejor suerte tuvo el manuscrito de la canción A Hard Rain's A-Gonna Fall de Bob Dylan, que alcanzó un precio de martillo de 35.780 euros, así como una armónica del famoso cantante que llegó a los 3.939 euros. El manuscrito de la famosa canción, que está manchado con dos lágrimas del artista, contiene sus dos primeras frases.

Los dos objetos con el precio de salida más alto pertenecían al guitarrista y cantante estadounidense Jimi Hendrix, mientras que los más controvertidos eran los de la cantante Madonna.

Otra de las piezas de la subasta que no encontró comprador fue un collage, valorado inicialmente en 41.790 euros, que Lennon y Yoko Ono regalaron a Elton John en su cumpleaños. La composición está hecha a base de recortes de revistas y mensajes de felicitación que el ex beatle y su mujer hicieron para el cantante británico en 1975.

Aunque la subasta estaba centrada en objetos pertenecientes a cantantes y músicos, ésta también contó con un muñeco de látex de tamaño real utilizado como réplica del actor Arnold Schwarzenegger en la famosa película estadounidense Terminator, que se había valorado en más de 69.670 euros, pero que tampoco encontró comprador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios