Penélope Cruz no está embarazada

  • Aunque se rumoreaba que la actriz podría estar en su tercer mes de gestación, lo cierto es que el matrimonio está volcado en los cuidados de su hijo Leo, de 17 meses. 'Pe', de 38 años, nunca ha ocultado sus ganas de tener familia numerosa.

Las sospechas han caído en saco roto: "Penélope Cruz no está embarazada". Con esta rotundidad ha desmentido el representante de la actriz que ésta esté esperando su segundo hijo, como se venía especulando desde hace semanas. Antonio Rubial ha puesto fin a todos los comentarios que rodeaban al matrimonio dejando claro que la española no está embarazada de tres meses, como se ha afirmado en periódicos y revistas de todo el mundo. Como era de esperar, ni Penélope ni su marido, Javier Bardem, siempre tan celosos de su intimidad, han querido hablar públicamente del tema, pero al percatarse de que la noticia sigue circulando y podría convertirse en el titular recurrente de todo el verano, han decidido acallar todos los rumores. Los actores hollywodiense no quieren, de momento, ampliar la familiar y están completamente volcados en los cuidados de su único hijo, Leo, de 17 meses. 'Pe', de 38 años, nunca ha ocultado sus ganas de tener familia numerosa. De hecho, hace poco expresó su deseo de volver a ser madre otra vez, aunque todo apunta a que será un poco más adelante. Hace unas semanas varios medios nacionales nos sorprendían con la posibilidad de que nuestra actriz más internacional estaba esperando a la cigüeña. Una noticia que salió a la luz en el programa Espejo Público, que en su día afirmó que la intérprete estaba "embarazada de tres meses y espera un bebé para finales de año". Una información que cobró mayor fuerza cuando revistas como Diez Minutos o Semana también hablaron en sus portadas de esta posibilidad tras la última aparición pública de la actriz en el Festival de Cine de Los Ángeles, donde 'Pe' eligió un vestido túnica con el que se intuían cambios en su figura. A nadie extrañó que ni Cruz ni Bardem, especialmente escrupulosos con su vida privada, y más si se trata con la prensa de su país, hablaran para confirmar o desmentir la noticia. Son tan celosos de su intimidad que ni anunciaron su boda, de la que están a punto de celebrar su segundo aniversario, ni su primer embarazo. Hasta les costó trabajo comunicar el nacimiento de su hijo, del que no facilitaron ni el sexo ni el nombre. Cuando decidan tener otro, no va a ser diferente...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios