La Reina se pierde el cumpleaños de su nieto

Siempre nexo de unión entre la infanta Cristina y la Casa Real desde que estallara el caso Urdangarín, Doña Sofía siempre ha demostrado estar al lado de su familia incluso en los peores momentos. Sin embargo, esta vez su agenda oficial no le permitió estar ayer cerca de su nieto Miguel el día de su 12 cumpleaños.

Desde hace ya tiempo, la Casa Real tenía programada para el lunes la asistencia de Doña Sofía al 700 aniversario del Exeter College así como la inauguración de la biblioteca Reina Sofía del Instituto Cervantes en Londres, el último compromiso programado para este viaje oficial de dos días y que finalizó ayer. Por ello la Reina fue una de las grandes ausentes en el cumpleaños de su nieto ya que no le fue posible viajar directamente a Ginebra.

Aunque ayer tuvo que regresar a Madrid desde Londres, es probable que en el Puente de Mayo -hoy mismo, de hecho- sí que viaje a Ginebra para ver a Miguel y al resto de la familia Urdangarín Borbón. Sí es cierto que el viaje tendrá que ser exprés, de 24 horas a lo sumo, ya que Doña Sofía tiene programado otro acto mañana en el Salón Náutico de Palma de Mallorca.

Desde que los duques de Palma fijaran su residencia en Suiza en agosto, la soberana ha salvado en tres ocasiones la distancia geográfica que les separa. La primera de ellas, el pasado 29 de septiembre, se desplazó acompañada de Froilán. Después, en noviembre y en el Puente de la Constitución. El próximo 5 de junio la Reina tendrá una nueva 'excusa' para viajar a Ginebra: el noveno cumpleaños de su nieta Irene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios