Rosa López sigue siendo la más querida, pero sin novio

ROSA López sigue siendo una de las cantantes más queridas de España. A sus 35 años se ha convertido en una mujer segura de sí misma, con personalidad, ha dejado atrás a la niña que hace quince años ganó OT con una voz prodigiosa pero llena de complejos. Rosa se cuida y lleva una vida muy sana. Hacía varios meses que no aparecía públicamente aunque sus seguidores, numerosos, no la habían olvidado. Reapareció en Sevilla para presentarse como la nueva imagen del agua de manantial Fontarel, de Granada como ella, y nos contó dónde ha estado en todos estos meses. Entre otras cosas ha cambiado de residencia, se ha instalado en Sevilla, acaba de firmar contrato con Universal Vale Music para nuevo disco y prepara su vuelta a la tele, participando en Tu cara me suena.

La campaña de la firma Fontarel dice "porque en Andalucía la vida se vive a todo color" y ella cuando pronuncia la frase sonríe: "Me sonrío porque me recuerda a que cuando era pequeña yo quería ser negrita. Creía que al igual que ser médico podía ser negra y luego descubrí la música negra pero ya antes me sentí atraída por el color de la piel. Cuando hablamos de Andalucía, hablamos de su luz, su alegría, esa espontaneidad que tenemos los andaluces, de querer que todos estén felices y contentos".

Lleva varios meses viviendo en Sevilla y preparándose a conciencia para su nuevo proyecto televisivo. Al principio pasaba desapercibida, siempre con su gorrita y su botellita de agua en la mano, pero poco a poco su presencia se ha hecho familiar y ella está encantada: "En esta profesión a veces tienes que estar más tiesa que un palo y eso no lo llevo bien. Me gusta estar con gente receptiva y gente que quiere disfrutar y pasar un buen rato, tengo la suerte de que mi trabajo a veces me permite conocer a gente estupenda. Yo necesito mucho sentir que estoy de verdad".

Sus secretos de belleza son fáciles de seguir, se limita a llevar una vida sana: "Dormir y el agua son imprescindibles para cantar, es muy importante hidratar los músculos. Hay que comer sano, limpio, muchas veces basta con tu intuición. Llevaba ocho meses siendo vegana pero tuve un problema de salud, no porque fuera vegana sino porque no lo hice bien. A veces la falta de información te puede perjudicar, yo tengo 35 años pero hay chavales de 14 años que se vuelven locos con el tema de la alimentación. La comida mediterránea es maravillosa y el agua que tenemos en Andalucía es maravillosa y tiene todos los minerales".

En Sevilla su vida es la de estudiante: clases y deporte. Disfruta de ese tiempo sólo para ella y ha hecho además buenas amistades: "Estoy dando clases y cursos en la escuela cantorum espacio Liliana Aracil. Además del entrenamiento de voz diario, mañana y tarde, estoy como en unas vacaciones pero trabajando muchísimo. A Liliana la he buscado durante años pero siempre está muy solicitada y he venido a buscarla aún sabiendo que no siempre puede trabajar conmigo. Llevo como un mes y medio y lo único que hago es voz, gimnasio con entrenador personal. También he aprovechado para hacer turismo pero voy caminando escuchando inglés con mis cascos. Son como unas vacaciones pero sin playa".

Unas vacaciones en las que también se siente arropada por sus amigos, a los que mima y cuida porque asegura forman parte de su estabilidad emocional: "La vida de un artista es superinestable y si hay algo a lo que me aferro en la vida es a cuidarme, a mi familia y mis amigos. Para mí a día de hoy la amistad es de lo más importante a día de hoy para mí es más importante tener buenos amigos que encontrar una pareja. Pareja puedes encontrar pero amigos…".

Y es que en estos momentos está sin pareja pero con las ideas claras en ese sentido: "Parece que a la gente le da miedo enamorarse, tener un mínimo de compromiso, mostrar sus valores. La mujer si se mantiene de digna parece que no se va a comer un colín… y yo me mantengo de digna .No busco nada pero si encontrara algo necesito que sea formal, por la vida que llevo… y luego si no es formal que le vamos a hacer. No estoy para tonterías y mucho menos con mi profesión, tengo 35 años e imagino que algún día aparecerá algo que merezca mucho, mucho, la pena".

Sin lugar a dudas la cantante siente que ha llegado su momento, ha tomado sus propias decisiones y su estado anímico se refleja en su físico: "Durante estos años ha habido cosas que no me han convencido, he grabado y he probado con manágers, he arriesgado probando cosas, buscando nuevos sonidos. Ahora se produce un reencuentro con mi discográfica anterior y con un estilo pop español con un toque muy actual. Estoy feliz y tranquila".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios