Salma Hayek reconoce ser bajita y "rechoncha"

A sus 46 años, Salma Hayek reconoce en Harper's Bazaar que es un "milagro" que a su edad y con sus curvas continúe trabajando en Hollywood. "Tengo un cuerpo pequeño y rechoncho", reconoce la actriz en una entrevista en la que cuenta, además, que en absoluto es una mujer obsesionada con su físico. "Estoy en el límite de la gordura porque me encanta la comida y el vino", comenta. "No es lo mejor para vivir del espectáculo pero es bueno para mi estado de ánimo. Estoy feliz porque como".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios