Savia real nueva

  • La infanta Leonor, Amalia de Holanda, Isabel de Bélgica, Ingrid Alejandra de Noruega y Estela de Suecia serán las nuevas reinas

Comentarios 11

Son la nueva generación de princesas, unas niñas todavía aunque destinadas a reinar en sus respectivos países y en las revistas del corazón como sus madres. En España, la infanta Leonor, a sus 8 años, apunta maneras de soberana con su desparpajo. En Holanda otra futura mujer muy resuelta ya a sus 10 años, Amalia, la hija mayor de los reyes Guillermo y Máxima. En Bélgica, Isabel, duquesa de Brabante e hija de Felipe y Matilde, ya hace sus primeros pinitos en actos oficiales a la tierna edad de 12 años. 10 tiene Ingrid Alejandra de Noruega, la hija mayor del príncipe Haakon y la princesa Mette-Marit, otra  princesita cuyo destino es ser reina. La benjamina de esta remesa de mujeres de la realeza europea es la princesa Estela, de tan sólo dos años, quien ya hace las delicias de los suecos cada vez que aparece en actos públicos de la mano de mamá, Victoria, heredera del trono de Suecia.

La primogénita de Don Felipe y Doña Letizia, en virtud de las reglas de sucesión recogidas en el artículo 57 de la Constitución Española de 1978, podría ser la heredera al Trono (asumiendo así el título de Princesa de Asturias de su padre) el día en que Don Felipe sea Rey y en tanto que éste no tenga descendencia masculina. En caso de que así sea y según se encuentran las leyes en España en estos momentos, el hermano o hermanos varones desplazarían a Leonor de Borbón y tendrían preferencia en la línea de sucesión. En el caso de que llegara a reinar, lo haría probablemente con el nombre de Leonor I de España. Pero, entretanto se dirime la cuestión de la sucesión, la hija mayor de los Príncipes de Asturias, a pesar de tener una hermana pequeña, Sofía, casi siempre acapara todos los flashes en sus apariciones ante la prensa. No duda en posar resuelta y sonriente en dichas ocasiones, que suelen limitarse a tres o cuatro al año: inicio del curso escolar, misa de Pascua, vacaciones en Palma de Mallorca, etc. 

Sus estilismos, estudiados al milímetro por su madre, la princesa Letizia, no dejan de causar tendencia a pesar de su corta edad. Para los pocos actos oficiales a los que asiste, su progenitora se decanta por que lleve vestidos clásicos estampados o conjuntos de falda corta, camisa y rebequita. Precisamente esta semana la infanta Leonor acudió, junto a su hermana, a su primer acto militar acompañando a sus padres. Se trataba de los actos conmemorativos del 25 aniversario de la XLI promoción de tenientes de la Academia General del Aire (AGA) en Madrid, a la que pertenece su padre. Leonor, al igual que Sofía, se portaron maravillosamente. Mientras la mayor vestía un conjunto de falda azul, camisa blanca y rebeca rosa, Sofía lucía muy favorecida y más infantil con un vestido estampado con rebeca rosa también.

Los vestidos y el color rosa son también los preferidos de la reina Máxima de Holanda a la hora de vestir a sus tres hijas: Amalia (de 10 años), Alejandra (de 8) y Ariadna (de 7). La princesa Catalina Amalia de los Países Bajos, princesa de Orange, es, como Leonor, una niña despierta y simpática. Al abdicar su abuela Beatriz en su padre en abril del pasado año, Amalia se convirtió en la heredera al trono, la princesa heredera más joven de Europa. Además,  no puede ser remplazada en la sucesión por algún futuro hijo varón de sus padres pues el trono de los Países Bajos se transmite a los primogénitos, sean mujeres o varones.

Lo mismo ocurre con la princesa Isabel de Bélgica, hija de los actuales reyes Felipe y Matilde, que llegaron al trono tras abdicar Alberto II en julio de 2013. Isabel tiene 12 años y ya se está preparando para las labores oficiales que irá desarrollando conforme cumpla años.

En Suecia la pequeña Estela todavía no tiene dichas competencias. De hecho su madre, la princesa Victoria, aún no ha llegado al trono. Tampoco Haakon de Noruega, actual heredero por delante de su primogénita, Ingrid Alejandra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios