Suecia, de celebración en celebración

  • Los Bernadotte darán este mes la bienvenida al primer hijo de Carlos Felipe y festejarán por todo lo alto el 70 aniversario del rey. El 27 de mayo bautizarán al príncipe Oscar

Sigue la racha de buenas noticias en la familia real sueca. Desde la boda del príncipe Carlos Felipe a mediados del año pasado, son muchas las alegrías que han rodeado a los Bernadotte; desde el nacimiento del príncipe Nicolás, segundo hijo de la princesa Magdalena, hasta los embarazos de la princesa Victoria y la princesa Sofía, la esposa de Carlos Felipe.

A principios de marzo llegó al mundo el príncipe Oscar, segundo hijo de la princesa heredera, y en los próximos días será la princesa Sofía quien dé a luz a su primogénito (se rumorea que será una niña). Una vez que nazca, todas las miradas se centrarán en el rey Carlos Gustavo, que quiere festejar por todo lo alto su 70 cumpleaños a finales de abril. No faltarán los conciertos conmemorativos ni los desfiles en carrozas y saludos desde el balcón de palacio, aunque el rey sueco quiere hacer partícipe de esta fiesta a los demás miembros de la monarquía europea, como lo hizo el año pasado la reina Margarita de Dinamarca para festejar su 75 cumpleaños. En esta ocasión, el rey Carlos Gustavo tiene cerrada una completa agenda de actos desde el 25 hasta el 30 de abril, aunque los días centrales serán el 29 y el 30, cuando tendrá lugar un concierto en su honor en el Museo Nórdico y la recepción a la realeza europea (el 29) y un Te Deum, un almuerzo en el Ayuntamiento de Estocolmo y una recepción en el Palacio Real con su posterior banquete en el Salón de Estado, el 30.

Los reyes españoles se encuentran entre los invitados a esta fiesta, aunque de momento no han confirmado su presencia. A pesar de que el pasado año sí asistieron al 75 aniversario de la reina Margarita, es probable que ante la difícil situación política que está atravesando en estos momentos el país decidan declinar la invitación, como ha sucedido con los viajes de estado que tenían programado en estos tres últimos meses.

Una vez que termine la fiesta el honor del rey, los suecos tendrán menos de un mes para organizar otro evento al que también acudirá la realeza europea. Se trata del bautizo del segundo hijo de la princesa heredera, el príncipe Óscar, que recibirá las aguas bautismales en la capilla del Palacio Real el próximo 27 de mayo. Los nombres de los cinco padrinos no se conocerán hasta unas horas antes de la celebración, aunque, teniendo en cuenta que el príncipe Carlos Felipe es uno de los padrinos de la princesa Estelle, es muy probable que Magdalena, la única hermana de la princesa Victoria, sea una de las madrinas de este bautizo regio. Suenan también como posibles padrinos el príncipe Federico de Dinamarca, la princesa Mette-Marit de Noruega o Matilde de Bélgica. No se descarta incluso que el rey Felipe VI pueda ser uno de los elegidos, ya que durante su juventud mantuvo una estrecha amistad con la princesa sueca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios