La actriz January Jones asegura que ser madre trabajadora es duro

La sensual actriz que interpreta a Betty Draper en la famosa serie Mad Men ha reconocido a la página web Mom.me que ser una madre trabajadora es duro. January Jones, de apenas 35 años, es madre soltera y no ha querido revelar el nombre del padre de su hijo, de diez meses. Jones asegura que compaginar el trabajo con su nueva faceta de madre le resulta agotador y muy difícil. Sin embargo, no se arrepiente de haberse incorporado de nuevo al rodaje de la serie cuando su hijo, al que ha llamado Xander, apenas tenía siete meses de vida. Y es que su oficio, a pesar de exigirle muchas horas de plató y ensayo, le facilita su labor como madre. "Tuve que volver a trabajar cuando Xander tenía seis o siete semanas, pero soy afortunada de tener un trabajo que me permite llevármelo conmigo. Podía traerlo al trabajo, donde hay guardería, y podía verlo cuando le echaba de menos, cuando solo estaba a unos metros de donde yo me encontraba", ha declarado la actriz. Además, January no ha dudado en defender la actitud de otras mujeres que, al igual que ella, se reincorporan de forma rápida al trabajo sin dejar de ser buena madre por ello. "Creo que en los Estados Unidos a menudo se nos juzga por volver al trabajo, pero creo que debemos recordar que eso no es algo malo y con esto no quiero decir que por hacerlo seas una mala madre", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios