El amor que rompe fronteras

  • Susanna Griso ha sido la última en sumarse a la larga lista de famosos que decide completar su familia con una adopción internacional

Susanna Griso se quedó en blanco cuando los periodistas le preguntaron hace sólo unos días que si no le gustaría ampliar la familia. Lo que hasta ahora había sido su secreto mejor guardado quedó expuesto a los cuatro vientos y la presentadora de Espejo Público se vio obligada a exponer públicamente que lleva ocho años tramitando la adopción de un niño de Costa de Marfil y que el proceso está a punto de llegar a su fin.

Susanna se suma así a la larga lista de famosos españoles que han decidido incrementar su familia mediante una adopción internacional. Seguramente los casos más sonados sean los de las cantantes Isabel Pantoja y Rocío Jurado, que fueron pioneras a la hora de dar este paso. Si la sevillana viajó hasta Perú para encontrar a su hija Isabel a mediados de los 90, la chipionera quiso poner el broche a su matrimonio con José Ortega Cano adoptando en Colombia a Gloria Camila y José Fernando. En el caso de ambas, sus hijos (tanto biológicos como adoptados) han tomado su relevo en la prensa del corazón y son ampliamente conocidos por la mayoría de los españoles, pero hay otros famosos que también han ampliado la familia mediante adopción internacional y que, en cambio, lo han hecho de una manera mucho más discreta. Como el caso de Judith Mascó. La modelo catalana viajó hasta Haití para dar una hermanita a sus hijas María y Paula, que la recibieron con los brazos abiertos en 2003. Sólo un año más tarde llegó la primera hija de Anne Igartiburu. La presentadora de TVE quiso formar una familia monoparental adoptando a Noa, una pequeña hindú a la que una década más tarde le dio una hermana vietnamita. Anne convive, además, con otra joven india desde hace años, a la que trata como una hija pero a la que no ha podido adoptar por cuestiones administrativas.

Arguiñano amplió su de por sí numerosa familia adoptando a una niña argentina

En 2007 llegó la hija etíope de Melanie Olivares, Martina, que hoy tiene once años y que es la mayor de la gran familia que la actriz ha formado con su actual pareja.

Hace sólo tres años fue la gaditana Merche quien decidió acudir hasta la India para adoptar a su hija Ambika, de la que se siente muy orgullosa, como orgullosos están también de sus hijos adoptados José Bono, Beatriz Carvajal o Karlos Arguiñano. El político amplió su familia en 2001 trayéndose desde Chile a la pequeña Sofía, que hoy tiene 17 años y es su ojito derecho; Beatriz Carvajal comparte escenario con Montse la mayor de sus dos hijas adoptadas y Karlos Arguiñano sumó a su numerosísima familia a María, una niña argentina que hoy sigue su pasión por la cocina en su restaurante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios