Un dios entre el Olimpo y el Inframundo

  • Mick Jagger cumple hoy 69 años y protagoniza una biografía que desvela su romance con Margarita de Inglaterra

Michael Philip Jagger. Bajo este nombre nació, el 26 de julio de 1943 en la localidad inglesa de Dartford, el que con el tiempo se convertiría en uno de los mayores iconos de la música mundial: Mick Jagger. Un hombre acostumbrado a estar en el ojo del huracán tanto por su incesante actividad profesional -aún en activo, en primera línea, a pesar de sus 69 años-, como por su azarosa intimidad sobre la que, en estos días, se ha publicado una biografía que, de nuevo, ha sembrado el escándalo en torno a "Su Satánica Majestad". Así, con el título de Mick: La vida salvaje y locura genial de Mick Jagger, Christopher Andersen cuenta anécdotas sobre el artista tan sorprendentes como el origen de la animadversión que la Reina de Inglaterra parece sentir por él. Y es que, según la publicación, la hermana de Isabel II, Margarita, fue amante de Jagger, participó con él en escandalosas fiestas salvajes y mantuvo esa amistad por cuatro décadas motivos suficientes para que, a ojos de la matriarca de esta familia, nuestro protagonista no tenga el beneplácito real. De hecho, siempre según Andersen, el ex primer ministro británico, Tony Blair, intentó "por cinco veces", convertir al líder de los Rolling en "sir" y, por la oposición de la monarca, se le negó dicho reconocimiento.

Sin embargo, honores no le han faltado a este hombre ganador de Grammys y Globos de Oro y responsable de haber vendido millones de discos junto a los compañeros de una banda que celebra cinco décadas en activo y que, si sumamos la edad de sus integrantes, alcanza casi los tres siglos. Para ellos todo empezó, y todo cambió, un mes como el que nos ocupa pero de 1962 cuando, en la mítica sala londinense Marquee, la formación Blues Incorporated, canceló una actuación que dejó paso a los jóvenes Keith Richards, Brian Jones, Ian Stewart, Tony Chapman -que fue sustituido enseguida por Billy Wyman-, Dick Taylor y… Mick Jagger. Éste, centro de multitud de leyendas urbanas, destacó enseguida por su fuerza escénica y por un inconfundible físico que le ha hecho merecedor de apodos como "Morritos" o "Su Satánica Majestad" (en referencia a sus explosivas costumbres herederas del famoso lema de sexo, alcohol y rock and roll). Con dos esposas oficiales, Bianca Jagger (con la que estuvo casado de 1971 a 1979) y Jerry Hall (junto a la que contrajo matrimonio en 1990 y estuvo hasta 1999), el que también ha trabajado como productor, actor y empresario, tiene siete hijos de cuatro madres distintas (a las anteriores hay que añadir la actriz Marsha Hunt y la modelo brasileña Luciana Morad). Aparte, también son conocidos sus escarceos con otros hombres como David Bowie al que, según el The New York Daily News, conoció en 1973 cuando ambos eran dos incipientes estrellas. "Estaban fascinados el uno por el otro", publicaba recientemente el rotativo, "Bowie tenía como pareja a "Scott" y Jagger les invitó a un concierto, hotel y botella de champán incluidos. Bowie no ocultaba su bisexualidad y que compartía novios con Angie, su mujer, que les "pillaría juntos en la cama poco después".

Y por si fuera poco, en el currículum amoroso de "Brenda", otro de los sobrenombres del intérprete, figura hasta un affaire con la mismísima Carla Bruni quien, a pesar de salir en 1991 con Eric Clapton, fue seducida por alguien que, al menos en una ocasión, fracasó en su ejercicio de caballero conquistador. Y no fue con una persona cualquiera sino que, el referido "no" le vino por parte de la que es considerada uno de los referentes de belleza de la actualidad: Angelina Jolie. Ésta, tras participar en la grabación del videoclip Anybody seen my baby?, recibió la invitación del rockero para un fin de semana en Florida que nunca llegó a materializarse.

Verdad o no, lo que nadie puede poner en duda es el atractivo de un personaje que pasará a la historia por méritos propios y que, en breve, emprenderá una nueva gira para celebrar sus bodas de oro con los Stones. Genio y figura…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios