"No encuentro el momento para casarme"

  • Nuria Fergó defiende su nuevo disco, 'Tierra de nadie', mientras sigue pensando en boda con a José Manuel, su pareja y representante, junto a quien vive en Palma de Mallorca.

Es tímida, aunque no lo parezca. Su belleza puede llegar a conmover, aunque ella no se lo crea. Apasionada, de amable carácter, Nuria Fergó echa de menos su tierra, la localidad malagueña de Nerja, pero está convencida de que, sus sacrificios, merecen la pena. De alguna forma, cuando se presentó a la primera edición de Operación Triunfo, era el destino que le esperaba. Así, disfrutando de unos días de descanso en un verano tranquilo en lo que a galas se refiere, la artista ha querido confesarse a nuestros lectores en una entrevista muy personal.

-Se le nota muy ilusionada con su nuevo álbum…

-Lo estoy. Hemos pasado más de un año trabajando sobre él, componiendo nueve de los once temas, volcándome en la producción, poniendo mi experiencia… Lleva un toque modernito pero sin olvidar mis raíces.

-Y un título que habla de una mujer libre, sin ataduras… ¿De esta foma se siente?

-Bueno, no es que yo sea así exactamente. Lo que pasa es que estamos acostumbrados a que el hombre actúe de esa manera. Hago referencia también a una etapa nueva en la que yo llevo mi carrera. Si me equivoco, será mi responsabilidad pero me gustan los retos.

-De todos modos, un poco a su aire sí que se mueve, ¿no?

-Sí (risas). Desde siempre. He luchado por aquello en lo que he creído y me siento realizada con mi profesión. Si el precio es vivir fuera de mi casa, lo asumo. A pesar de la soledad. Esto es mi futuro… Me considero una mujer emprendedora, luchadora y que tira para delante con lo que sea. No puedes quedarte encerrada entre cuatro paredes. Aparte, personalmente también me siento feliz con lo que…

-En este sentido, ha dado con una persona que le entiende y sabe los entresijos de esto a lo que se dedica, ¿verdad?

-Claro. Si no, no podría ser. No sé cuánto estaremos juntos pero llevamos tres años y todo marcha sobre ruedas. Él me respeta y me admira.

-¿Y le corrige si piensa que podría mejorar algo?

-¡Por supuesto! No quiero a mi lado un "pelele" que me halague. Eso aburre. Quiero un tío que me ponga donde me tenga que poner. Como mi familia y mis amigos. Si hago una cosa mal, deseo que me lo digan.

-¿Usted misma es autocrítica?

-Mucho. Me miro, me escucho… Intento mejorar continuamente.

-A propósito, ¿qué pasa con su boda? Hace unos meses hablábamos y me anunciaba que estaba a punto de caer…

-Verás, hace un par de octubres ya tuve intención pero, por suerte, no paran de proponerme proyectos. Mi profesión es así y yo tengo que pagar mi hipoteca como todo el mundo. Vino la serie, el disco Añoranza, conciertos, campañas publicitarias, ahora Tierra de nadie… No encuentro el momento para casarme y tampoco es algo que se improvise en dos meses. Además, a mí me apetece irme de viaje de novios y, en la situación actual, no sé si es planteable. Es más, como salgan unos asuntos que tengo pendientes -y de los que no puedo hablarte-, menos todavía (risas)…

-¿Cuáles son sus sueños a la hora de pensar en metas?

-¡Uy! ¡Muchísimos!... Que me admiren, demostrar el don que Dios me ha dado. No estoy por estar. He luchado por ser artista… Cuando estaba con mis padres, por ejemplo, nunca me dediqué a la tienda con mi madre. No me gustaba. Lo mío es la música y ahí, poco a poco, estoy creciendo, evolucionando… Es mi motor y me realiza como mujer. No he estudiado pero nadie puede quitarme esto. Va conmigo y, quien me quiera, debe aceptarlo. Y luego, tengo ambiciones "buenas" como llegar a América como Rocío Jurado o Rocío Dúrcal, grabar algo con Alejandro Fernández… Al fin y al cabo, si han han llegado otros, ¿por qué no voy a poder yo?

-¿Y la fama? ¿Se paga?

-Cuando hablo de aspiraciones, no pienso en fama. Si pudiera separarla del éxito, lo haría. Al principio me costó mucho y lo pasé muy, muy mal. No quería ni salir pero o te retiras o hay que aprender a convivir con ella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios