La fiesta de Isabel

  • Los británicos celebrarán el 90 aniversario de su reina con diversos actos, desde un macroalmuerzo junto a Buckingham hasta una exhibición ecuestre con más de 900 caballos

Que una reina cumpla 90 años con el cetro aún en la mano es algo que ocurre en muy contadas ocasiones, por eso los británicos, tan unidos siempre a su Graciosa Majestad, no quieren que el cumpleaños de Isabel II pase este año de puntillas. No se conforman con el tradicional Trooping de Colour, el desfile militar que se celebra anualmente en junio, ni con el recorrido en carroza que hace ese día la monarca y el posterior saludo en familia desde uno de los balcones de Buckingham. Esta vez han decidido tirar la casa por la ventana para festejar por todo lo alto los 90 años de la monarca y han organizado un completo programa de actos que comenzará el 20 de abril (un día antes de que la reina sople las velas) y se prolongará hasta el 12 de junio.

El fin de semana del 20-21 de abril Isabel II tiene una apretada agenda que incluye desde la inauguración de una oficina de correos hasta un homenaje a Shakespeare, aunque, lo que más llama la atención, es que la monarca acudirá a un centro de mayores para soplar las velas con otros nonagenarios. Encenderá también la primera de las 900 antorchas que iluminarán el país ese día con motivo de la efemérides y dará un paseo en carroza por las calles de Londres para recibir el cariño de su pueblo. Ese fin de semana está prevista también una cena familiar en palacio.

Los británicos no han pasado por alto que una de las pasiones de la reina son los caballos y han organizado una exhibición ecuestre con más de 900 ejemplares, un acto en el que participarán todas las fuerzas armadas y que tendrá lugar el 15 de mayo.

El fin de semana del 11 de junio se celebrarán los actos más multitudinarios, aunque también habrá sitio para una celebración familiar coincidiendo con el 95 cumpleaños del príncipe Felipe el día 10, cuando está previsto que todos los miembros de la familia real británica acudan a una ceremonia religiosa en la catedral.

El Trooping the Colour se celebrará un día más tarde y se dejará para el domingo 12 el acto más llamativo, un almuerzo para 10.000 personas en la céntrica avenida The Mall, que une el Palacio de Buckinham con Trafalgar Square. Ha sido el hijo de la princesa Ana, Peter Philips, quien se ha encargado de organizar este evento, que está dirigido a las 600 entidades benéficas que preside honoríficamente la reina Isabel. Se trata de que la monarca esté ese día más cerca de quienes han confiado en ella para desarrollar una labor solidaria, aunque acudir a esta cita no será gratuito. Cada invitado deberá pagar 195 euros por el picnic, si bien el dinero recaudado será donado para actividades benéficas. De momento, los hijos del príncipe Carlos ya han confirmado su presencia y se espera que sea uno de los actos más llamativos de cuantos se han celebrado nunca en honor de la reina.

Coincidiendo también con este 90 aniversario se han organizado otros actos menores, como la exposición 'La moda de un reino: 90 años del estilo del armario de la reina', donde se darán a conocer los 150 vestidos más significativos en la vida de la soberana. La muestra se desarrollará en tres de los espacios que más han marcado la vida de Isabel II, desde los salones del palacio de Buckingham (donde se mostrarán sus mejores vestidos de fiesta) hasta los de Windsor (donde se exhibirán los vestidos oficiales más recordados) o el palacio de Holyrood en Edimburgo (donde se recordarán los vestidos más significativos de su infancia y su juventud).

Los británicos, siempre tan previsores, tienen su agenda perfectamente organizada para que no se les olvide ni un solo detalle. Ya sólo les queda mirar al cielo y esperar a que la lluvia, tan unida siempre a los actos de la corona británica, no quiera sumarse también al cumpleaños de su reina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios