Lauren Mote. 'bartender', mixóloga y empresaria

"Aún hay más hombres detrás de las barras, pero estamos evolucionando"

  • A la experta en cócteles le encanta mezclar bebida, gente y comunicación en su trabajo

Lauren Mote posa en un avento. Lauren Mote posa en un avento.

Lauren Mote posa en un avento. / globally

Comentarios 3

Mixóloga, sumiller, arquitecta de pociones, tónicas e elixires, maestra de ceremonias, escritora, jueza de bebidas espirituosas y cocteles, diplomática internacional de la industria de las bebidas espirituosas e instructora acreditada. La bartender Lauren Mote tiene un extensísimo currículum en muchos papeles diferentes, pero quizás lo más famoso sea su rol de DIAGEO Reserve & World Class Global Cocktailian. Además, es cofundadora de la compañía Bittered Sling Bitters.

-¿Qué le llevó a ingresar en el mundo de las bebidas espirituosas? ¿Cómo fueron sus inicios profesionales?

-He estado en la industria de los alimentos y las bebidas desde 1996, y he trabajado como bartender desde el año 2000. A lo largo de la Secundaria y la universidad siempre estuve interesada en el mundo de la hostelería. Hay algo dentro de mí que constantemente quiere comunicarse y relacionarse con la gente. Comencé mi travesía en la industria del vino trabajando con algunos de los sumilleres más brillantes de Toronto. Un día tuve una epifanía bajo un montón de libros de Relaciones Internacionales en mi segundo año en la universidad. Pensé que tenía que encontrar una manera de incorporar mi amor por la comida, la bebida, la gente y la política en un solo rol. Me prometí que nunca iba a tener un trabajo de escritorio.

-También es dueña de una empresa. ¿Podría hablar de eso? ¿Cuándo y cómo decidió convertirse en una mujer de negocios?

-En 2012 lancé una línea minorista de cócteles amargos y extractos culinarios llamada Bittered Sling. Mi compañero, Jonathan Chovancek, recientemente asumió el cargo de gerente de operaciones para permitirme tener más tiempo como Global Cocktailian. A lo largo de mi carrera he manejado varios negocios en hostelería: desde restaurantes y bares, hasta fabricación y venta al por menor.

-¿Cómo describiría su trabajo diario?

-Cada día es una experiencia nueva: me despierto en diferentes partes del mundo. Comienzo con ejercicio y café, correos electrónicos y resúmenes diarios. Los días pueden tener diferentes agendas: hacer de juez en competiciones, desarrollar y ofrecer seminarios y contenido educativo para bartenders, organizar eventos en bares y restaurantes, y trabajar en las oficinas de Diageo alrededor del mundo, inspirando a nuestros empleados. A menudo me pongo detrás de la barra con el equipo y preparo bebidas para los invitados.

-En un mundo en el que la mayoría de los sumilleres son hombres, ¿se ha sentido discriminada alguna vez?

-Al igual que todos, he enfrentado desafíos, pero no estoy segura de que haya sufrido discriminación por ser mujer. La dominación masculina es frecuente, aún hay más hombres detrás de las barras, pero estamos evolucionando. La contratación está cambiando y, con ella, los criterios laborales y la jerarquía financiera. Países como Canadá, Estados Unidos, Gran Bretaña, Europa occidental y Australia tienen gran número de mujeres que trabajan detrás de la barra; mientras que los mercados emergentes tienen muchas menos. Todavía tenemos un largo trecho por delante para hacer un cambio real en nuestra industria global, pero estamos en el camino correcto.

-¿Qué aportan diferente las mujeres al mundo de la coctelería?

-No creo que el género tenga nada que ver. Espero que el papel de las mujeres continúe creciendo en todos los niveles de nuestra industria, con el objetivo de cerrar la brecha salarial y avanzar hacia un lugar donde los géneros no sean tema de debate.

-¿Qué le diría a una chica joven que quiera dedicarse a esta profesión?

-Le diría que aproveche cada oportunidad para trabajar con personas que la valoren por sus habilidades y destrezas, independientemente de su sexo. Que no cambie frente a la adversidad y que no sucumba al status quo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios