Cuando los millones se asoman por la borda

  • Amancio Ortega, Florentino Pérez o Tita Cervera disfrutan del verano a bordo de sus impresionantes yates

Comentarios 1

Para el común de los mortales, las vacaciones significan madrugar al alba y prepararse para la guerra de toallas que garantice un sitio privilegiado dónde poder clavar la sombrilla en la playa. Lo más parecido a navegar por el ancho azul es remar penosamente en una barcaza hinchable para niños que amenaza con hundirse con cada ola. Pero algunos privilegiados, para los que el dinero no es un problema, tienen su propia embarcación y disfrutan de un concepto de "veraneo" que está al alcance de muy pocos. Y es que, por encima del dinero, de las fotos y de los miles de seguidores en redes sociales, un buen barco es la verdadera forma de subrayar una posición social privilegiada.

Uno de los que han iniciado el verano en un impresionante yate es el dueño de Inditex, Amancio Ortega, que se ha paseado por la Costa Azul con su nuevo "capricho": nada más y nada menos que un yate de 67 metros de eslora y 11 de manga al que ha bautizado como Drizzle, con un coste de 50 millones de euros, según informa Daily Mail. Este nuevo juguetito marítimo sustituye a su anterior embarcación, el Valoria, que adquirió en el 2004 por 6 millones de euros por sus 32 metros de eslora y 6 de manga. Digamos simplemente que este año ha querido subir de categoría. Y puede permitírselo, ya que ocupa la cuarta posición de la lista Forbes de los más ricos del planeta, con un capital estimado de 71.300 millones de dólares.

El nuevo barco de Amancio Ortega tiene 67 metros de eslora y está valorado en 50 millones de euros

Otro gran empresario nacional amante de las olas es el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que cuenta con una "modesta" embarcación de 18 millones de euros. Lo curioso del 'Pitina III', que así se llama el navío, es que es ya el tercer yate que el empresario de la construcción tiene en su poder y que bautiza con el nombre de su esposa. A bordo ya han subido futbolistas merengues, los Prat, los Zurita, y otras tantas personalidades destacadas

La aristocracia no puede quedarse fuera de este grupo de privilegiados en alta mar. Tita Cervera deja claro que no solo posee cuadros valorados en millones de euros y mansiones con vistas privilegiadas y cada temporada estival se pasea por aguas ibicencas con el Mata Mua, un yate de 38 metros de eslora que heredó del difunto barón Thyssen cuyo nombre -cómo no- se debe a un cuadro de Gauguin.

A la sangre azul le gusta el azul mar, de eso no hay duda, y por ello, un primo lejano del Rey Felipe VI, Alfonso de Orleans-Borbón Ferrara-Pignatelli, ex-piloto en Le Mans y actualmente dueño y presidente del equipo de GP2 sanluqueño Racing Engineering y VII Duque de Galliera es el orgulloso capitán del Athina V, un velero monocasco de bandera maltesa. Y no es el único Borbón que presume de grandes embarcaciones en la isla mediterránea: Victoria de Borbón Dos Sicilias y su marido, el armador Marcos Nomikos, son los únicos accionistas de una sociedad cuya principal actividad es el fletamiento de barcos en la isla. Otra gran fortuna que ya ha acudido a aguas maltesas para registrar su navio es Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, quién a través de la sociedad holandesa RIJN Capital B.V., tiene en su haber un yate valorado en casi dos millones de euros.

Queda claro que nada como una buena embarcación propia para demostrar una posición privilegiada. La alta sociedad pone muy difícil seguir ese precepto del filósofo griego Epicuro cuando dijo: "La clave para ser rico no es aumentar los bienes, sino disminuir la codicia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios