Cómo estar perfectos en la playa

  • Puede que un simple pareo para las mujeres y una camiseta para los hombres sirva, pero nunca está de más cuidar la imagen para estar 'de 10' al borde del mar

Un vestido, shorts desilachados con una camiseta blanca... Las opciones son muy amplias. Ya sólo con el pareo se pueden conseguir multitud de looks distintos, según se coloque. Anudado en el pecho como si fuera un palabrade honor; cruzado delante para después pasarlo por detrás del cuello, tipo halter; o la clásica forma de falda, en versión larga o corta, que se completa con una camiseta básica en color neutro.

Una forma distinta de llevar el pareo propuso el diseñador británico Matthew Williamson, en la colección que realizó para las tiendas H&M. Colocando estratégicamente la tela, casi a modo de pañal infantil, se consiguen unos shorts de lo más originales (imagen de la izquierda). Para proteger el pelo del sol, Williamson tiene una opción con mucho glamour, colocar un pañuelo a modo de turbante.

En cuanto a complementos, las más coquetas pueden lucir un collar de cuentas o de motivos veraniegos como las conchas, aunque para las que la comodidad sea lo primordial, mejor reducir los complementos a un buen bolso de playa. Un cesto de mimbre o de paja se convierte en un básico para las jornadas playeras.

Otro aspecto que no hay que olvidar: qué llevamos en los pies. Lo normal es tender a las típicas chanclas, pero hay vida más allá de las llamadas flip flops (por el ruido que hacen al andar). Unas sandalias de tiras de tela o de suela de esparto dan un punto distinto al look playero.

Las mujeres tienen más libertad, pero cuando les toca a los hombres, la línea entre lo hortera y lo que puede estar de moda es más difusa. Ellos no fallarán si apuestan por lo sencillo, pero dándoles un toque personal como unas gafas de sol originales o una pulsera de cuero trenzado.

Para los que prefieran no arriesgarse demasiado, nunca falla combinar el traje de baño con algo blanco, como una camiseta lisa en este color, o un polo. Si se le quiere dar un aire ibicenco, nada como optar por una camisa en un tejido ligero, y doblar las mangas hasta el antebrazo. Andrea Casiraghi, hijo de la princesa Carolina de Mónaco, es único en reflejar este estilo propio de Ibiza para ir a la playa. Incluso se atreve a llevar pareo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios