Las 31 primaveras del Duque

  • Miguel Ángel Silvestre celebró su cumpleaños junto a su inseparable y bellísima novia, la actriz Blanca Suárez.

Un romántico paseo por las calles de Madrid seguido de un almuerzo junto a su chica, Blanca Suárez, es el plan que organizó Miguel Ángel Silvestre para celebrar su cumpleaños. El atractivo actor cumplió 31 años el pasado fin de semana y a pesar de su apretada agenda consiguió sacar un hueco para apagar las velas junto a sus seres queridos.

Miguel Ángel Silvestre nació en Castellón el 6 de abril de 1982. Enamorado del deporte, iba para tenista profesional pero una lesión en el hombro acabó truncando su sueño. Tras recuperarse, intentó seguir los pasos de su padre en el mundo de la fisioterapia pero la vida le llevó al mundo de la moda y la interpretación. Silvestre estudió teatro, expresión corporal, baile moderno y acrobacias. En el año 2002 debutó sobre el escenario y de ahí a la pequeña pantalla donde hizo algún cameo en series como Mis Adorables Vecinos de Antena 3. Por esa época también realizó trabajos en el cine hasta que cayó en sus manos los guiones de su primer personaje fijo en la serie Motivos Personales de Telecinco. Unos años después, en 2007, llegaría por fin su salto definitivo a la fama gracias su papel de Rafael Duque en la serie Sin tetas no hay paraíso. En la piel del narcotraficante más sexy de la televisión, con cara de 'malote' y torso perfecto, su popularidad se disparó. Tanto que, tras dos temporadas y multitud de premios y reconocimientos, acabó por desbordarlo. Entonces, no le quedó más remedio que poner tierra de por medio y reflexionar.

Tras 'El Duque', apelativo por el que aún se le conoce, llegaron varios papeles en el cine. Algunos de los más importantes fueron los de Verbo, Lo mejor de Eva o The Pelayos, en cuyo rodaje conoció a la que, por el momento, es su media naranja: la guapísima actriz Blanca Suárez. Miguel Ángel y Blanca mantienen un sólido noviazgo desde hace más de un año y medio. No se separan ni un segundo y su buena sintonía funciona hasta en la gran pantalla, donde acaban de coincidir de nuevo gracias a Pedro Almodóvar y sus Amantes Pasajeros.

Antes de que llegara Blanca a su vida, mantuvo un largo noviazgo con la también actriz Belén López, lo que demuestra que es un chico de relaciones estables. Silvestre es tímido, celoso de su vida privada, bastante espiritual, amante de las costumbres sencillas, familiar y comprometido con las causas benéficas. Le encanta perderse por las costas gaditanas y es un enamorado de los animales. Lo tiene todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios