¿Qué tendrá la princesa?

  • A pesar de tener éxito y dinero, son muchas las 'celebrities' que luchan contra la depresión; la última, Cara Delevingne

Como en la famosa sonatina de Rubén Darío, la princesa -en este caso, la famosa-, está triste... Son muchas las celebrities que han reconocido al mundo que luchan contra la depresión. Tienen todo lo que desean y una fiel legión de seguidores que sigue a pies juntillas todo lo que dicen o hacen, pero, en cambio, esa situación de poder les hace daño y no terminan de encontrarse cómodas en lo más alto de la pirámide.

La última que lo ha reconocido ha sido Cara Delevingne. Ha sido su vuelta al mundo de la moda lo que le ha hecho hablar abiertamente de este problema. Asegura que abandonó las pasarelas porque se encontraba en un duro periodo de odio hacia sí misma y que por eso ahora se concentra en el mundo de la interpretación.

Delevingne no es la única modelo que se ha visto atrapada por esta enfermedad. También la que fuera novia de DiCaprio, Erin Heatherton, conocida por ser una de las ángeles de Victoria's Secret, ha reconocido en los últimos días que su paso por esta firma de lencería le llevó a una fuerte depresión, sobre todo, cuando le recomendaron que perdiera peso, algo que le llevó a dejar a un lado la comida. "No podía salir ahí fuera, mostrando mi cuerpo y a mí misma a todas esas mujeres que me ven como un referente, y decirles que se trata de algo muy fácil y simple y que todo el mundo puede hacerlo", ha reconocido la maniquí.

También han sido muchos los actores y actrices que han tenido que ingresar en un centro especializado para hacer frente a una depresión. Uno de los casos más sonados fue el de Catherine Zeta Jones, quien no supo afrontar el cáncer de su marido y cayó en una depresión severa que le provocaba trastornos de bipolaridad. También sufría bipolaridad, además de anorexia y bulimia, la actriz Demi Lovato, que tuvo que ser ingresada en un centro especializado para poder salir adelante. Otras celebrities que han reconocido este mismo desorden han sido Sydney O'Connor, Curt Cobain, Britney Spears o Marilyn Monroe.

Actores como Joh Hamm, el protagonista de Mad Men, Owen Wilson o Jean Claude Van Damme también han reconocido abiertamente sus problemas mentales. En el caso de Van Damme, el actor se refugiaba en los entrenamientos para hacer frente a la soledad que le producía la depresión severa que sufría desde la infancia.

En otros casos, la tristeza ha llegado después de ser madre o de romper con su pareja. Éste es el caso de Gwyneth Paltrow y Brooke Shields, que tuvieron que recurrir a un profesional para poder superar la depresión post parto. Entre los que acudieron al psicólogo para superar la depre por una ruptura están Winona Ryder, que llevó francamente mal su separación de Johnny Depp, y el cómico Jim Carrey. Este último, no obstante, ha tenido numerosos episodios relacionados con la depresión a lo largo de su vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios