El príncipe Felipe anima a no tener ningún miedo al futuro y a "resistir al desánimo"

  • El heredero de la Corona se refiere de nuevo a la crisis económica en su viaje a Asturias

El Príncipe de Asturias lanzó ayer un mensaje de optimismo ante las dificultades que viven los españoles por la crisis al destacar que, cuando se tiene miedo al futuro, "desaparecen el entusiasmo y la ilusión" por lo cual hay que "resistir al desánimo".

Don Felipe hizo esta reflexión en la localidad asturiana de Bueño, Pueblo Ejemplar de Asturias 2012, que visitó en compañía de la princesa Letizia bajo una persistente lluvia, compensada por la calurosa acogida que les han dispensado los vecinos de este núcleo rural situado a pocos kilómetros de Oviedo.

"La crisis económica es un problema grave, y nos preocupa a todos, pero no hay que olvidar que hay otros valores que, especialmente en estos tiempos es preciso poner de relieve y preservar como el mejor patrimonio", manifestó el Príncipe.

Don Felipe de Borbón aludió a las dificultades de un mundo cuya evolución "no es fácil comprender", como tampoco lo es prever su futuro porque, señaló, "ningún lugar, ningún conocimiento está hoy aislado. Cada uno está ligado al otro".

Advirtió que "para acercarnos a los grandes problemas, para interpretar el mundo, es necesario que nos formemos, que estemos preparados para iluminar nuestro pensamiento, que tengamos sensibilidad para sentir, coraje para arriesgar, voluntad para resistir al desánimo y altruismo para compartir".

Recordó también las enseñanzas de la filósofa Martha Nussbaum, galardonada con el Premio Príncipe de Ciencias Sociales, y en especial su mensaje de que "la vida es más que un conjunto de relaciones comerciales" .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios