El romanticismo inunda la Fashion Week madrileña

  • La firma Ailanto se inspira en Fortuny y Madrazo; y Schlesser, en Mark Rothko

Con una visión cosmopolita Ailanto ha presentado este sábado en la pasarela madrileña una colección con "un punto de melancolía", con aires de otro tiempo y bellos estampados sobre terciopelos y gasas. Exquisitos estampados vuelven a instalarse en el nuevo trabajo de Ailanto, bajo la creatividad de los hermanos Aitor e Iñaki Muñoz, quienes se han inspirado en los pintores clacisistas Mariano Fortuny y Madrazo para concebir una colección ecléctica. Como hacía Fortuny, han "dibujado los estampados sobre una base de índigo", en "melancolía romántica".

Ulises Mérida también mira al pasado para componer una colección de líneas suaves y poco definidas en las que "los contornos se difuminan con superposiciones", ha explicado el diseñador. Siluetas que sin embargo resultan envolventes, con líneas precisas con las que se atreve a recuperar la capa clásica española "pero actualizada, haciéndola más femenina" y acorde a los tiempos en una colaboración con la mítica casa Capas Seseña.

La obra del pintor Mark Rothko ha inspirado la colección de Angel Schlesser, en la que han primado las líneas sencillas y la superposición de tejidos como la lana y la seda en distintas texturas. Los bloques de color, desde negros y rojos hasta tonos pasteles pasando por verdes botellas, tejas o azules y grises han coloreado vestidos, abrigos y pantalones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios