Crítica 'Toni Erdmann'

Un monstruo viene a verte (y a rescatarte)

Toni Erdmann. Selección EFA. Alemania, 2016, 162 min. Dirección: Maren Ade. Con: Peter Simonischek, Sandra Hüller.

Toda buena película, y Toni Erdmann lo es, contiene dentro muchas otras. El tercer largo de Maren Ade (Entre nosotros) es una historia de reconciliación paterno-filial a través del juego y la mascarada, pero también un certero retrato crítico sobre la Europa de las dos velocidades (o cómo Alemania manda y ordena desde las alturas, aquí sobre Rumanía), las feroces dinámicas corporativas y la pervivencia del machismo y la hipocresía en el corazón mismo del monstruo capitalista.

Ade entrelaza todos esos discursos en un relato fluido y siempre sorprendente, jugando a la comedia anárquica y hawksiana, sin olvidarse nunca de que, en el fondo, sus personajes están muy solos y necesitan un abrazo. En su viaje derivativo y libre, padre e hija (inmensos Simonchek y Hüller) se separan y se reencuentran, se disfrazan y desvisten, para celebrar ante la cámara un particular carnaval de gestos y complicidades a prueba de extraños (nosotros mismos) que culmina en un tercio final con un par de memorables secuencias emotivas e hilarantes. 

Nadie dijo que rescatar a un hijo iba a ser sólo cosa del cine de acción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios