Gallon Drunk

"Es genial que el público esté tan cerca de los músicos y que todo se mezcle"

  • Los británicos Gallon Drunk acuden a su cita con el festival portuense con su rock pantanoso y su nuevo trabajo

Gallon Drunk es la apuesta internacional más fuerte de este Monkey Week, lo que no es poco. No muy conocidos fuera de los círculos más underground, basta señalar los grupos a los que se asemeja y con los que colaboran sus miembros para que nos hagamos una idea cabal de su tamaño: Nick Cave and The Bad Seeds, Faust, Tom Waits o Tindersticks. Ahí es nada.

Su sonido oscuro, enérgico y cercano al punk más elegante los acerca a los propios Bad Seeds y a los gigantes Morphine, a pesar de que siempre se han caracterizado por actuar al margen de cualquier referencia obvia.

Gallon Drunk nació en Londres en 1988, y cuatro años después se estrenaron sobre un vinilo con You, the Night… and the Music, un disco romántico, extraño y plagado de pequeñas joyas que generó una expectativas inusitadas dentro del mundo independiente.

Tres discos después, la banda liderada por James Johnston era invitada por músicos como Morrisey a compartir escenario, sus singles copaban las listas de música no comercial y constituían una suerte de leyenda sonora.

Sin embargo, después de la edición de The Rotten Mile y la muerte de su bajista Simon Wring tras una larga enfermedad, Gallon Drunk mantuvo un periodo de inactividad, a la espera de recuperar el ánimo y las energías.

El Monkey Week y The Road Gets Darker from Here constituyen el retorno de la banda, que ha incorporado un nuevo miembro a sus filas (el bajista Terry Edwards) y llega a El Puerto para poner a prueba la solidez de las paredes de la sala Mucho Teatro.

-Gallon Drunk vuelve con un nuevo trabajo. ¿Por qué ahora?

-James Johnston: Todo empezó porque alguien vino a un concierto y nos dijo que quería grabarnos en su estudio con el sonido que tenemos en directo. Y así surgió el proyecto y su productor. Ahora vamos a grabar un segundo trabajo en el mismo estudio y con la misma gente. Saldrá el año que viene, lo que es fantástico. En realidad hacía ya tiempo que queríamos grabar un nuevo disco, y la oportunidad se presentó ella sola.

-¿Y qué han estado haciendo desde la publicación del penúltimo disco de Gallon Drunk, The Rotten Mile?

-Hemos estado de gira, y también hemos estado tocando con otros artistas como The Bad Seeds, Faust, Tindersticks… Hemos estado haciendo muchas cosas, así que no hemos tenido la oportunidad de hacer nada con Gallon Drunk salvo tocar en directo. Además, nos han pasado muchas cosas, como la trágica muerte hace un año de nuestro bajista Simon Wring, que nos ha impedido hacer música un tiempo. Pero es genial estar aquí de nuevo y contar con un nuevo miembro en la banda, Terry Edwards. La verdad es que estamos muy contentos.

-¿Qué sentido tiene The Road Gets Darker From Here? ¿De dónde surge el nombre del disco?

-Es la letra de una de las canciones, que parece resumir perfectamente lo que nos ha estado pasando últimamente. Además es un nombre oscuro y sugerente que quedaba perfecto en la portada.

-He leído que ésta es la primera vez que trabajan propiamente con un productor. ¿Cómo ha sido trabajar con Johann Scheerer?

-Es cierto, es la primera vez; pero en realidad Johann es mucho más que un productor. Nos ha sugerido qué sonidos eran los más interesantes, los que mejor reflejaban nuestro directo. De hecho es como tener a un miembro más dentro de la banda. Tiene muy buenas ideas y ya antes había colaborado con nosotros, lo que pasa es que nunca ha querido verse a él mismo como un productor con Gallon Drunk. En cualquier caso ha sido brillante y ha sabido sacarle un sonido realmente potente a la batería. Además, él también nos sugirió que no metiésemos todas canciones en un solo disco. Hay cuatro que aparecerán como caras B. Queríamos que el disco fuese corto y que conservase cierta concisión y mucha energía.

-¿Qué ha cambiado en el sonido de Gallon Drunk desde You, The Night… And The Music?

-No suelo escuchar mis discos anteriores, pero el otro día en una furgoneta escuché uno de los primeros y me di cuenta de que tenía un sonido muy romántico, con canciones muy lentas, con sus órganos… No es nada realista. Ahora sin embargo sonamos de una forma más realista, más apegada a la vida y a las experiencias que vivimos. Creo que ésa es la principal diferencia.

-Todos ustedes han trabajado con artistas inmensos como Tom Waits o Nick Cave. ¿Es Gallon Drunk una especie de superbanda?

-No, no lo veo así. Gallon Drunk es lo que es. No somos miembros fijos en las bandas que mencionas. Sólo colaboramos puntualmente. Así que cuando volvemos a Gallon Drunk seguimos siendo Gallon Drunk, no algo que procede de otras bandas.

-¿Ha escuchado algo del rock que se hace aquí en España?

-Sí, he escuchado cosas. Siempre que nos acercamos a España me recomiendan tal o cual grupo. Lo malo es que no me acuerdo de los nombres. Y no es sólo con la música española. Me pasa con casi todo lo que se hace actualmente. Tampoco sé nombres de grupos de rock británicos. Hay grandes bandas y proyectos, pero no sabría decirte prácticamente ningún nombre. En realidad sigo escuchando la música con la que crecí, como Howlin' Wolf, Suicide, James Brown…

-El Monkey Week es un encuentro entre músicos, productores, sellos discográficos y público. ¿Conoce alguna iniciativa similar en el Reino Unido?

- No solemos tocar en festivales, así que no sabría decirte. Pero he estado mirando el cartel y me encanta la idea de que haya tantos estilos diferentes. Además es genial que no haya prácticamente backstage, que el público esté tan cerca de los músicos y que todo se mezcle.

-Para terminar: ¿qué espera de este concierto en el Monkey Week?

- Pues la verdad es que no lo sé. Vamos a hacer un repertorio dividido en dos partes. Por un lado habrá canciones antiguas, de otros trabajos, y, por el otro, canciones del nuevo disco. Va a ser un repertorio muy completo y excitante. Sobre todo espero que sea excitante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios