GP España. Moto3

Jerez obliga

  • Márquez, Rins y Vázquez necesitan dar un paso adelante con las Honda para no ceder más terreno ante las KTM de Miller y Fenati

¡Qué diferencia con 2013! Hace un año, Jerez recibía a tres españoles encabezando el Mundial, separados por solo un punto. Pero Maverick y Salom ya no están y a la hora del relevo Miller y Fenati han tomado la delantera a los españoles, obligados a dar un paso al frente en el Gran Premio de casa. Jerez obliga a la reacción, entre otras cosas para no ceder demasiado terreno.

De la Armada, reducida este año a media docena tras el salto a la categoría intermedia del campeón Maverick Viñales y de Luis Salom, tercero el curso pasado, el que llega mejor colocado al periplo europeo es Efrén Vázquez, que ha vuelto a cambiar de equipo y de moto, con el SaxoPrint-RTG pilotando una de los nuevas Honda de Moto3. Con un quinto puesto como mejor resultado en Jerez (2009, 125cc), el vasco persigue su primer triunfo en el Mundial y no figuraba en las quinielas entre los candidatos al título, lo que a buen seguro querrá demostrar subiendo al podio como ya hizo en las dos primeras carreras de la temporada.

Más atrás llegan los dos Álex del Estrella Galicia 0,0, Márquez y el subcampeón Rins, que todavía no ha subido al podio este año. Sin duda y al correr en casa, ambos deberían pelear la victoria este fin de semana. Jerez obliga, sobre todo porque ambos figuran en el ramillete de aspirantes a suceder a Maverick en el trono de la categoría.

El hermano de Marc, rookie -mejor debutante- de 2013, suma dos podios y un cero. Segundo en Catar y Argentina, en Losail lideraba la carrera en la última vuelta, pero un error con el cambio de marchas le apartó del cajón más alto; en Las Américas, una caída en la penúltima vuelta le impidió sumar; y en Argentina, se benefició de la pelea entre Fenati y Miller para acabar segundo.

Su compañero de equipo, Álex Rins, también llegará con buenas sensaciones a Jerez, donde suma dos poles consecutivas aunque no traducidas en podios: cuarto en 2012 y sin acabar el año pasado, quizás el subcampeón esté más obligado ya que aún no ha pisado el cajón.

Para la terna española, el reto es el mismo: adaptarse y exprimir la nueva Honda que HRC ha preparado para la categoría: Jerez obliga, lo que pasa por dar un paso adelante definitivo en la evolución y puesta a punto de sus nuevas monturas.

En éstas, a nadie escapa que pilotar una KTM en este arranque de temporada iba a suponer una ventaja: el pasado Mundial los cuatro primeros montaban motos del fabricante austriaco y en pretemporada las Kraftfahrzeug Trunkenpolz Mattighofen han acreditado su rapidez.

Y de esto se ha aprovechado Jack Miller, el canguro australiano que ha puesto tierra de por medio en el Mundial con dos triunfos incontestables en las dos primeras carreras y un polémico  tercer puesto en Argentina.

El piloto del Red Bull KTM Ajo no estuvo lejos de una tercera victoria consecutiva pero tuvo que conformarse con la tercera posición después de que Romano Fenati le sacara de pista en la última curva, una maniobra al límite que no dejó precisamente contento al australiano.

Aunque Fenati recibió un punto de penalización por ese incidente, sin duda Miller querrá tomarse la revancha este fin de semana en Jerez, especialmente teniendo en cuenta que el  italiano se ha situado ahora segundo en la clasificación general, a diecisiete puntos.

Y el australiano llega a Jerez con los deberes hechos ya que fue el más rápido en los test oficiales IRTA del pasado mes de marzo. Su tiempo de 1:46.326 le permitía salir satisfecho del trazado jerezano a sabiendas que aún tiene margen de mejora en el Gran Premio, ya que su mejor tiempo en el trazado de la carretera de Arcos está en 1:46.046, realizado en los test de febrero, crono que es hasta el momento, el mejor giro realizado en la pista jerezana por la clase de Moto3.

Tras Miller, piloto a batir en Jerez, llega Romano Fenati segundo en la clasificación general. El nuevo pupilo del equipo de Valentino Rossi en Moto3 recibió por su maniobra en Argetina una penalización de un punto en su carné de piloto, que inicialmente no significa nada, hasta que acumule cuatro puntos, lo que le relegaría a la última posición de la formación de salida de la siguiente carrera, pero representa un aviso para todos los pilotos, que vieron en la acción del italiano algo normal en la última curva de la última vuelta de una carrera. 

Alexis Masbou (Ongetta-Rivacold) es otro de los pilotos con hambre de podio tras acabar séptimo, sexto y undécimo en las tres primeras carreras de la temporada, pese a sus ocasionales apariciones entre los más rápidos durante los entrenamientos.

El belga Livio Loy (Marc VDS Racing) terminó a un palmo del Top 3 el domingo pasado en Argentina y afrontará la prueba con la esperanza de hacerlo bien de nuevo este fin de semana en España, en el circuito conde el año pasado logró su primer punto en un Gran Premio.

Por lo demás, el Gran Premio jerezano tendrá el aliciente de ver en la parrilla de salida a dos féminas: la mundialista Ana Carrasco -con un octavo puesto como mejor resultado- y la invitada María Herrero, que ganó una de las dos pruebas inaugurales del CEV Internacional en Jerez. Otro atractivo será la presencia de un piloto de la tierra, el conileño Marcos Ramírez, wild card con el Calvo Team que a buen seguro será el más motivado de la parrilla en una pista que se conoce al dedillo del Campeonato de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios