Amplitud y dinamismo, aliados en la ciudad

  • El nuevo vehículo completa la gama de la marca del León en el segmento C

Con este nuevo SUV 4X4, Peugeot completa su oferta de vehículos adaptados a las diferentes necesidades de los clientes de todoterrenos. En los mercados internacionales y jugando con su fuerte personalidad, el 4008 se dirige al mismo tiempo a los clientes que ya conducen un vehículo todoterreno y a los que buscan una alternativa a las berlinas y monovolúmenes, un vehículo que sea sinónimo de ocio y placer de conducción.

En Europa se dirige de manera específica a los clientes que desean un coche de aspecto fuerte y dinámico pero con un tamaño adaptado a un uso polivalente y con un bajo consumo de combustible. Como complemento al 4007, pero también al 3008 y a su reciente versión HYbrid4, el 4008 responde a las expectativas de los diferentes mercados donde se registra una demanda creciente de SUV compactos. En cuanto a su diseño, sus proporciones y sus líneas trazadas lo más cerca posible de la mecánica sugieren las cualidades dinámicas de un vehículo pensado y concebido para la carretera y para la acción.

Su diseño estructurado y puro, que mezcla la deportividad con una cuidada estética, le proporciona una energía positiva, moderna y de gran valor añadido sin caer en la arrogancia.

Con respecto a la tecnología, en la versión con tracción integral con gestión electrónica, el conductor puede seleccionar tres modos de transmisión. El modo dos ruedas motrices '2WD', corresponde a una utilización sobre asfalto seco donde el conductor estime que no habrá pérdida de adherencia. Entonces, el coche funciona únicamente con tracción delantera para disminuir el consumo.

El modo cuatro ruedas motrices '4WD' es el modo de uso normal del vehículo y, en él, la centralita se encarga de repartir de manera óptima el par entre los dos ejes. Con ello se asegura un comportamiento perfecto independientemente de las condiciones de adherencia. Por ejemplo, a una velocidad estable de 80 km/h sobre firme seco, el 85% de la motricidad pasa a las ruedas delanteras mientras que las traseras reciben más par en casos de fuerte aceleración o cuando el pavimento se convierte en deslizante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios