Un Opel Insignia recorre 2.111 kilómetros sin repostar

El viaje llevó a Egolf desde allí a Münster, Oldenburg y Cuxhaven, en la costa alemana del Mar del Norte. El recorrido de regreso le llevó por Hanover, Kassel y St Gallen, antes de llegar con éxito a Zúrich el 8 de abril.

"Hacía tiempo que quería romper la barrera de los 2.000 kilómetros, pero no encontraba el coche con el que conseguirlo. La excelente aerodinámica del Opel Insignia (con un Cx de sólo 0,26 y una reducida superficie frontal) combinada con los neumáticos Eco Contact 5 de muy baja resistencia a la rodadura ha contribuido a lograr este resultado. Este viaje con el Opel Insignia también ha demostrado que cualquiera que conduzca anticipándose a las circunstancia del tráfico puede igualar e, incluso, mejorar las cifras de consumo oficiales. "Todo el mundo puede ser un corredor de larga distancia", apunta Egolf.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios