Ahmadineyad advierte que la ONU no podrá forzar un cambio en la política nuclear iraní

  • Teherán defiende su derecho a enriquecer uranio y tacha de ilógicas las sanciones

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó ayer que la aprobación de una nueva resolución contra Irán por el Consejo de Seguridad de la ONU no llevará a Irán a cambiar su política nuclear.

"Nuestra postura está clara. Para nosotros ese caso (nuclear iraní) ya está cerrado y la aprobación de una resolución no tendrá ningún efecto sobre la política del pueblo iraní", dijo Ahmadienyad.

El presidente iraní comentó la aprobación por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania, de un proyecto de resolución para forzar al régimen iraní a detener su programa atómico.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró ayer que el proyecto de resolución, aprobado por EEUU, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania, contempla negociaciones directas con Irán si este país acepta las propuestas de esas seis potencias.

El gobernante iraní subrayó que Irán tiene "muy buena cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)", y que esta agencia nuclear "es el lugar adecuado" para tratar el caso atómico iraní y "nadie mas tiene derecho a interferir en el mismo".

Mientras tanto, el negociador iraní para el tema nuclear, Said Yalili, compareció ayer ante el Parlamento Europeo un día después y defendió ayer el derecho de su país a enriquecer uranio y tachó de "ilógicas" las nuevas sanciones contra su régimen, que según él ha confirmado de sobra que los fines del programa atómico que desarrolla son "pacíficos".

Además, recordó que su país se ha puesto de forma "voluntaria" a disposición del OIEA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios