Irán

Ahmadineyad jura su cargo

  • La Policía ha impedido las protestas de los partidarios de Musavi durante la investidura del presidente iraní, que ha dicho que no necesita las felicitaciones de Occidente.

Comentarios 1

El presidente electo de Irán, Mahmud Ahmadineyad, juró este miércoles su cargo para un segundo mandato mientras la Policía ha impedido las protestas de los opositores congregados en las inmediaciones del Parlamento islámico, rodeado por un fuerte dispositivo policial.

"Yo, como presidente de la República islámica de Iran, juro ante el sagrado corán, la nación iraní y ante Dios que seré el guardián de la religión oficial, de la República islámica y de la Constitución", recitó el mandatario en un acto presidido por el Presidente del Parlamento, Alí Lariyani.

"Hemos oído que algunos dirigentes occidentales han decidido reconocer pero no felicitar al nuevo Gobierno", afirmó durante el discurso posterior a la jura del cargo ante el Parlamento. "Pues bien, nadie en Irán está esperando vuestros mensajes", manifestó.

Gran despliegue policial

La Policía iraní montó uno de los mayores despliegues policiales de los últimos tiempos en los alrededores del Parlamento iraní para disuadir a la oposición de las protestas y concentraciones durante el acto de investidura, que comenzó a primera hora.

La plaza y calles adyacentes al Parlamento islámico amanecieron rodeadas por un fuerte dispositivo policial ante la convocatoria de protestas de los opositores que continúan denunciando fraude en el escrutinio de las elecciones del pasado 12 de junio.

Según pudo comprobar, miles de personas se encuentran congregadas en la calles adyacentes al Parlamento, en el centro de Teherán, vigilados por cientos de policías que les obligan a continuar la marcha sin pararse.

Las fuerzas de seguridad han ordenado el cierre de todos los comercios y establecimientos en la zona, para impedir que los ciudadanos puedan detenerse en ellos.

Dos semanas para formar Gobierno

El acto comenzó con el recitado de versos coránicos y a continuación Ali Lariyani, rival de Ahmadineyad y ex negociador iraní en el conflicto nuclear, dio comienzo al acto con un discurso.

El pasado lunes, el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, otorgó a Ahmadineyad, la orden firmada para ratificar su segundo mandato en la Presidencia en un acto organizado en el hoseiniye (mezquita chií) del "imán Jomeini, al norte de Teherán.

Al acto no asistieron el jefe de la Asamblea de Expertos, el ayatolá, Ali Akbar Hashemi Rafsanyani, y otros personajes reformistas como el ex presidente iraní, Mohamad Jatami, quienes han cuestionado los resultados electorales.

Tras la investidura hoy como presidente en un segundo mandato, Ahmadineyad cuenta con un plazo de dos semanas para presentar al Parlamento los miembros de su nuevo gabinete.

Los partidarios de los dos candidatos reformistas salieron a las calles en las principales ciudades iraníes, especialmente en Teherán, para protestar contra el escrutinio electoral.

Las manifestaciones fueron reprimidas con contundencia por los milicianos Basij y los guardianes de la revolución con un resultado de 20 muertos y miles de detenidos, según los datos oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios