Asesinados dos activistas secuestrados en Chechenia

  • La pareja fue secuestrada por tres hombres armados el lunes en la sede de la ONG en la que trabajaban en Grozni.

Una pareja de activistas chechenos de la ONG Spasiom Pokolenie (Salvemos la generación), que fueron secuestrados el lunes, han sido asesinados en Grozni, según ha informado la policía de la república rusa de Chechenia.

"Los cuerpos sin vida de los activistas fueron encontrados con varios impactos de bala en el maletero de su coche cerca de un sanatorio en la localidad de Chernorieche", ha señalado un portavoz de la policía chechena.

El asesinato de la directora de esta ONG juvenil, Zarema Saiduláyeva, y su marido, Alik Zhabraílov, ha sido confirmado por la organización de derechos humanos Memorial, cuya activista, Natalia Estemírova, también fue asesinada el 15 de julio en el Cáucaso. La Fiscalía General rusa ha enviado a la zona al jefe del comité de investigación, Alexandr Bastrikin, para esclarecer los hechos sucedidos.

"Es un crimen monstruoso", ha manifestado Tatiana Lóxina de la organización Human Rights Watch. Los activistas ofrecían ayuda médica y psicológica a los menores de edad víctimas de la guerra y la violencia en Chechenia.

Según señaló un dirigente de Memorial, “unos desconocidos armados secuestraron en Grozni a Zarema Saiduláyeva y a Alik Zhabraílov. Tras llevárselos en dirección desconocida, volvieron a la oficina de la ONG para recoger además el teléfono móvil y el coche del marido de Saiduláyeva”.

Defensores de los derechos humanos en Grozni avisaron del secuestro a las autoridades chechenas y presentaron una denuncia ante la Policía. "No pensamos que fue un secuestro. Según los testigos, la pareja subió voluntariamente al coche, sin que se le aplicara la fuerza", ha dicho un representante de la Policía.

La denuncia de Memorial se produce menos de un mes después del secuestro y asesinato en el Cáucaso Norte de Rusia de otra conocida activista de derechos humanos y periodista Natalia Estemírova, gran crítica del autoritario presidente chechén, Ramzán Kadírov.

Estemírova, que informaba sobre secuestros, ejecuciones sumarias, torturas y otros abusos contra civiles en Chechenia, fue secuestrada el 15 de julio en la capital de Grozni y asesinada a tiros el mismo día en la vecina Ingushetia.

La activista, cuyos informes utilizaban numerosas organizaciones internacionales, trabajaba para Memorial, que entonces era la única ONG que funcionaba en Chechenia, pero que suspendió provisionalmente esa actividad tras la muerte de su investigadora.

El asesinato de Estemírova, al igual que los de otros dos activistas rusos, la periodista Anna Politkóvskaya y el abogado Stanislav Markélov, fue condenado por la comunidad internacional, que exigió a Moscú poner fin a los crímenes impunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios