Ataques del Ejército sirio y Rusia matan a civiles en zonas rebeldes

Alrededor de 30 civiles murieron ayer en ataques del Gobierno sirio y Rusia a territorios insurgentes al oeste de de la capital siria, Damasco, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Al menos 20 personas murieron cuando cazas rusos bombardearon la localidad de Misraba, en la región de Guta Oriental, detalla la información. La organización Cascos Blancos indicó que se bombardearon áreas residenciales. Además, otros nueve civiles murieron en ataques de aviones del Gobierno en las localidades vecinas de Irbin y Beit Sawa, según los activistas del Observatorio.

Por otro lado, otros ocho civiles, entre ellos una mujer, resultaron heridos en un ataque del Gobierno a la ciudad de Harasta, en Guta Oriental. Un total de 77 civiles, entre ellos 18 niños, han muerto en la región por la violencia desde el 29 de diciembre, dijo el Observatorio, que se basa en una rede de activistas en el país en guerra. "La región está experimentando unos intensos ataques sin precedentes con fuego de artillería, bombardeos aéreos y misiles fabricados en la zona", contó el director de hospital Anas Taleb.

Los ciudadanos están escondidos en sótanos temiendo por sus vidas mientras que las ambulancias y los equipos de defensa civil son atacados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios