Aubry gana a Royal por 42 votos en la pugna por liderar a los socialistas galos

  • Allegados a la ex candidata a la Presidencia exigen una tercera votación

La ex ministra de Trabajo francesa Martine Aubry se impuso por tan sólo 42 votos a Ségolène Royal en la elección de primera secretaria del Partido Socialista (PS), según los datos conocidos ayer, pero allegados a la ex candidata a la Presidencia francesa denunciaron irregularidades y pidieron una nueva votación.

La alcaldesa de Lille (norte) obtuvo en la votación celebrada el viernes el 50,02% de los 134.784 votos emitidos, sólo 42 más que Royal (49,98).

Los partidarios de Aubry, de 58 años, artífice de la semana laboral de 35 horas e hija del ex presidente de la Comisión Europea Jacques Delors, aseguraron que ella es la nueva primera secretaria del PS. Pero los simpatizantes de Royal, que hizo campaña por un partido de masas abierto a alianzas con el centro, han denunciado "trampas" y reclaman una nueva votación el jueves. Según Aubry, una tercera vuelta "no tiene razón de ser".

En un intento por calmar los ánimos, François Hollande, primer secretario saliente y ex pareja de Royal, con la que tiene cuatro hijos, anunció que "a mitad de la semana próxima" se convocará un consejo nacional para "validar" el resultado. "Hay contestación. Y lo mejor para que el resultado sea lo más incontestable posible es que sea ratificado por un consejo nacional de aquí a mediados de la semana próxima", dijo ante la prensa. "Todas las vías de recurso posible serán examinadas por el consejo nacional", afirmó.

Mientras tanto, ambas partes se cruzaron todo tipo de invectivas y dejaron en evidencia un partido profundamente dividido tras meses de lucha de poder entre clanes e incapaz de adoptar, en el congreso nacional del pasado fin de semana, un proyecto común.

Por un lado, Aubry llamó a "una actitud de responsabilidad o, si no, se creará una situación aún peor para nuestro partido".

Por su parte, el diputado Manuel Valls, uno de los principales apoyos de Royal, denunció "trampas" en la elección interna. Sus partidarios sospechan que hubo fraude en las federaciones del Norte y Seine-Maritime, donde según ellos la transmisión de resultados se demoró demasiado. Ambas son, respectivamente, la de Aubry y la del ex primer ministro Laurent Fabius, uno de los principales apoyos de la hija de Delors.

Sin embargo, una fuente también habló de "disfunciones en la votación de algunas federaciones", como la del departamento de Hérault (sur), favorable a Royal.

"Estoy espantado por el terrible espectáculo que estamos dando en los últimos días. Desde hace meses existe la voluntad de apartar a Royal", dijo Valls a France Info.

Royal, que el jueves llegó en cabeza a la primera vuelta de la votación con el 42,9% frente al 34,5 de Aubry, ha denunciado "métodos del aparato de partido totalmente insoportables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios