Aumenta la tensión en las regiones georgianas tras el refuerzo de la presencia militar rusa

  • Moscú justifica la medida como respuesta a un supuesto ataque georgiano en Abjasia

Rusia envió más contingentes de paz a las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur ante el agravamiento de la situación, informó ayer el ministerio de Defensa ruso.

La medida ha sido adoptada debido al "incremento de la agrupación de tropas georgianas en las proximidades de las zonas de conflicto y a la amenaza del empleo de la fuerza", según un comunicado de esa cartera.

"Cualquier intento de Georgia de emplear la fuerza para resolver los conflictos, de utilizar medidas violentas contra las tropas de pacificación rusas, así como contra los ciudadanos rusos que se encuentran en territorio de Abjasia y Osetia del Sur recibirán una respuesta dura y adecuada", agrega el texto.

El Ministerio de Defensa denunció que "la política del Gobierno georgiano apunta a no arreglar los conflictos, sino a la desestabilización, a la militarización del país, al incremento de su poderío bélico y a la concentración de fuerzas armadas georgianas en las fronteras con Georgia y Abjasia".

Poco antes, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso denunció que en los altos del desfiladero de Kodori, la única parte de Abjasia que controla Georgia, hay concentrados más de 1.500 efectivos de la Policía y las fuerzas armadas georgianas.

"El análisis de la composición de las estructuras de fuerza georgianas presentes en esta región permiten concluir que se está preparando una cabeza de puente para comenzar una operación militar contra la región separatista de Abjasia", afirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores ante los medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios