Batalla republicana en el corazón de la industria automovilística de EEUU

  • El futuro de Mitt Romney, el hombre que más dinero ha gastado en unas primarias, se decide en un estado deprimido

Comentarios 0

Michigan, el corazón de la golpeada industria automovilística de Estados Unidos, tenía anoche en sus manos el futuro político de Mitt Romney, el hombre que más dinero se ha gastado hasta ahora en unas primarias hacia la presidencia del país.

Romney basó toda su estrategia en tomar un impulso imparable entre los republicanos ganando en Iowa y New Hampshire, donde invirtió mucha de su multimillonaria fortuna personal. Las encuestas durante casi todo 2007 confirmaron su estrategia, pero todo cambió en poco más de un mes nefasto para el gobernador de Massachusetts: el pastor baptista Mike Huckabee le arrebató el triunfo en Iowa y en New Hampshire lo batió un renacido John McCain.

McCain precisamente es el hombre que puede hundirlo casi definitivamente en las primarias de mañana en Michigan. Según el estudio de RealClear Politics.com, que considera varias encuestas, Romney dispone de apenas siete décimas porcentuales de ventaja sobre McCain.

Romney sabe que Michigan puede ser su Waterloo. Por eso se olvidó prácticamente del resto de estados y de primarias que vienen, y está jugando en Detroit y alrededores todas las cartas en su mano, incluidas las sentimentales: "Mi madre y mi padre están enterrados aquí", asegura en la última oleada de encuentros con los votantes. "Crecí en este estado. Recuerdo cuando Michigan era el orgullo de Estados Unidos", sentencia entre aplausos.

Hace tiempo, sin embargo, que el esplendor de Michigan pasó. General Motors, Chrysler y Ford, los tres gigantes de Detroit, viven una crisis sin igual. En los dos últimos años, despidieron a 80.000 personas y cerraron dos docenas de fábricas en todo el país. Y aún no se tocó fondo: sólo en Chrysler, la más pequeña de las tres, se prevén hasta 25.000 despidos.

Los dos principales candidatos adoptaron una posición opuesta ante este problema laboral que preocupa a los votantes: Romney promete recuperar los empleos perdidos y McCain, por el contrario, asume que hay algunos trabajos que no volverán a Michigan.

La lucha es exclusivamente entre McCain y Romney, porque los sondeos sitúan a Huckabee en un distante tercer lugar a más de diez puntos de los líderes.

Aunque no puede saberse quién será presidente hasta el 4 de noviembre en las elecciones en todo el país, hoy se celebran exclusivamente las primarias de Michigan, donde sí se podría saber, sin embargo, si Romney no será presidente.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios