Bhutto, la primera líder elegida democráticamente en un país musulmán

  • Benazir Bhutto fue primera ministra de Pakistán entre 1988 y 1999. Su padre, que ocupó el mismo cargo, fue ejecutado en 1979 tras un golpe de Estado y sus dos hermanos fueron asesinados en extrañas circunstancias

La ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto, asesinada hoy en un aparente atentado suicida en Rawalpindi, había regresado a Pakistán hacía dos meses con el objetivo de participar en las elecciones parlamentarias del próximo 8 de enero, tras pasar ocho años en el exilio.

Bhutto forma parte de una importante familia política en Pakistán. Su padre, Zulfikar Ali Bhutto, fue primer ministro en los años 70 y fue ejecutado en 1979. La actual líder del Partido del Pueblo de Pakistán (PPP) entró en la política siguiendo los pasos de su padre.

Nacida en 1953 en la provincia de Sindh, fue educada en Harvard y Oxford. Mujer de firme carácter, se dio a conocer cuando su padre fue encarcelado y acusado de asesinato por el general Zia ul Haq en 1977, tras un golpe de Estado militar. Bhutto fue encarcelada antes de la ejecución de su padre, dos años después, y pasó gran parte de los cinco años que permaneció en prisión en aislamiento. Fue precisamente durante sus breves salidas de prisión para recibir tratamiento cuando estableció en Londres una oficina del PPP y comenzó una campaña contra el general Zia. Regresó a Pakistán en 1986.

Tras la muerte del general Zia, en una explosión en su avión en 1988, pasó a convertirse en la primera mujer primera ministra democráticamente electa en un país islámico, ocupando el cargo hasta 1999. En 1993 volvió a ser elegida para el puesto, que tuvo que abandonar en 1996, como en la ocasión anterior, en medio de acusaciones de corrupción tras ser destituida por el presidente.

Su carrera política atravesó altibajos, pasando de ser una de las políticas más conocidas del mundo y mejor valoradas, a ver su nombre asociado con la corrupción tras su segunda destitución. También su marido, Asif Zardari, ha sido acusado de corrupción. Zardari jugó un importante papel en ambos mandatos de su mujer durante los que se le acusa de haber robado millones de dólares de las arcas públicas.

Tanto Zardari, como la propia Bhutto, han negado en todo momento estos cargos y de hecho, ninguno de los 18 que pesan por corrupción y otros delitos contra Zardari ha quedado demostrado en un tribunal después de 10 años. Zardari, que fue puesto en libertad en 2004, optó por quedarse en el exilio en Dubai junto a sus tres hijos cuando Bhutto regresó a Pakistán el pasado 18 de octubre.

La ex primera ministra se ha enfrentado en cinco ocasiones a cargos por corrupción, pero no ha sido condenada por ninguno de ellos y de hecho el presidente, Pervez Musharraf, la amnistió el pasado octubre antes de su regreso a Pakistán en el marco de las negociaciones que ambos habían estado manteniendo con el fin de compartir el poder y que finalmente no llegaron a buen puerto.


Muertes trágicas de sus hermanos

También los dos hermanos de Bhutto tuvieron como ella trágicos finales. Su hermano Murtaza, que se esperaba asumiera el papel de su padre, huyó a Afganistán tras ser derrocado éste. Desde allí se trasladó a Oriente Próximo desde donde orquestó una campaña contra el gobierno militar con un grupo miliciano llamado Al Zulfikar.

Murtaza ganó las elecciones desde el exilio en 1993 y se convirtió en diputado provincia, regresando poco después a Pakistán. En 1996 fue abatido a tiros en extrañas circunstancias. El otro hermano de la ex primera ministra, Shahnawaz, mucho menos violento que su hermano, fue hallado muerto en su apartamento en la Riviera francesa en 1985.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios