Bombarderos de EEUU sobrevuelan Corea del Norte para intimidar a Kim

  • Aviones militares estadounidenses de la base de Guam realizan maniobras "disuasorias" en la península coreana

  • Cazas japoneses y surcoreanos también participan en el simulacro

Comentarios 1

Dos bombarderos estratégicos B-1B estadounidenses realizaron maniobras en la península coreana en una nueva muestra de fuerza de Washington ante Pyongyang en el marco de la persistente escalada de tensión entre ambos. Los bombarderos realizaron simulacros de ataque sobre objetivos terrestres con dos cazas F-15 de las fuerzas aéreas surcoreanas, según informó un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl.

Las aeronaves estadounidenses penetraron en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) surcoreana a las 20:50 hora local del martes (13:50 hora española) y ejecutaron una serie de ejercicios sobre el Mar de Japón. Los dos bombarderos y los dos cazas sobrevolaron después territorio surcoreano y realizaron otra ronda de simulacros sobre el Mar Amarillo.

Trump medita una visita a la tensa frontera con el Norte cuando viaje a Corea del Sur

Los B-1B estadounidenses abandonaron la ADIZ surcoreana antes de retornar a su base en la isla de Guam, según detalló el portavoz de Defensa, que explicó que se trató de un "ejercicio regular" con motivaciones "disuasorias".

Las fuerzas aéreas estadounidenses publicaron posteriormente un comunicado en el que se detalló que los bombarderos estratégicos realizaron también el mismo martes maniobras nocturnas con cazas del Ejército japonés. Es la primera vez que los B-1B realizan ejercicios combinados por la noche con sus dos aliados asiáticos, Japón y Corea del Sur.

"Esto supone una clara demostración de nuestra habilidad para realizar operaciones de manera continua con todos nuestros aliados, cuando sea y donde sea", explicó el comandante Patrick Applegate. El Pentágono ha enviado varias veces este año los B-1B a la península coreana en respuesta a los continuos test armamentísticos de Pyongyang, algo que unido a los duros intercambios dialécticos entre ambas partes ha incrementado la tensión en la región hasta niveles inéditos desde el fin de la Guerra de Corea (1950-1953).

La última vez que EEUU envió estos bombarderos fue el pasado 23 de septiembre, en medio de un acalorado cruce de acusaciones entre el presidente estadounidense, Donald Trump, que amenazó ante la ONU con destruir Corea del Norte, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Según el Pentágono, el vuelo de los bombarderos de finales de septiembre ha sido el que más se ha acercado a territorio norcoreano en lo que va de siglo.

Paralelamente, el presidente estadounidense está meditando una visita a la zona desmilitarizada (DMZ) que separa a las dos Coreas cuando viaje a Corea del Sur a principios de noviembre, según una fuente del Ministerio de Defensa en Seúl.

Washington envió un equipo de avanzadilla a la zona para estudiar el terreno a finales de septiembre, según explicó la mencionada fuente a la agencia Yonhap, al tiempo que un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano estimó que esta información no ha sido confirmada oficialmente. Entre los posibles lugares que visitaría Trump estarían la aldea de la tregua de Panmunjom y un puesto de observación militar, ambos situados dentro de la tensa área.

La DMZ es una franja de cuatro kilómetros de ancho plagada de minas que recorre la frontera entre ambos países y el único punto donde tropas del Norte y del Sur se ven cara a cara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios